Skip to content

¡Cuidadito! Los 4 signos que serán infieles en 2020

Hay un grupo de signos que no son nada amorosos

La suerte está echada y hay que estar al pendiente de las relaciones amorosas en el nuevo año.

Es un hecho que hay personas que debido a que nacieron bajo la influencias de ciertos signos son dados a tener relaciones clandestinas y ser menos amorosos. De acuerdo a los expertos en el 2020 desatarán sus instintos y podrían engañar a su pareja como nunca antes.

Los signos infieles del zodiaco en 2020

Para la mala suerte de muchos, los que son menos amorosos por definición son los Tauro. Ellos son personas claras y directas y de lo más prácticas. También hay algunas de estas palabras en la definición de los Piscis y de los Leo, ya que estos pueden ser cariñosos, pero suelen reservarlo todo para la intimidad.

Los infieles podrían arriesgarse a tener nuevas aventuras en 2020.

Los Escorpio, al igual que los Tauro, son considerados de lo más fríos y muy poco cariñosos, sea en la intimidad o en cualquier sitio.

Los más amorosos del zodiaco

Aunque los pronósticos pueden ser potencialmente oscuros para los signos anteriores, hay un grupo de astros que por el contrario derrocharán amor en el nuevo año.

Dentro de todos los signos del zodiaco, podemos decir que el más amoroso es Sagitario. Los nativos de Sagitario se caracterizan por ser personas que aman la vida y todo lo que hay en ella. Son dulces, son cariñosos y de lo más románticos. Los Cáncer son los que irán detrás de los Sagitario.

Géminis y Aries son otros de los signos del zodiaco amorosos y es que a estos no les importa nada mostrar lo que sienten por los demás. Los Aries, sobre todo, no tienen vergüenza y expresan del modo que quieren lo que sienten por los demás. Los Géminis son menos intensos, pero igual de amorosos.

Los Capricornio y los Virgo se unen también en este grupo y, en menos medida, los Libra. ¿Eres uno de los amorosos o de los infieles? Toma nota de las caracteristicas de cada uno y toma las mejores decisiones para tu relación.

Fuente: Soy Carmín