Skip to content

Perverso video sexual de un cura aberrado para una niña

No es la primera vez que lo hace

Un sacerdote de Valladolid está bajo la lupa de la Justicia española, por su supuesto comportamiento pedófilo al enviar un video sexual a una niña de 14 años.

El sacerdote está siendo investigado por un delito contra la libertad e indemnidad sexual de menor de edad. Después de que la policía detuviera al sacerdote, el arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, lo apartó temporalmente de sus funciones.

Fuentes de la investigación detallaron a Efe que se trata de un sacerdote cuyas iniciales son O. F. L., de unos 40 años. Al religioso lo investigaron por hechos similares hace diez años, cuando era párroco de Zaratán y contactó con otra menor.

Libertad con cargos para el sacerdote pedófilo en Valladolid

El Juzgado de Instrucción Número 1 de Valladolid ordenó este lunes la puesta en libertad con cargos del sacerdote; así lo informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCYL).

El Juzgado, en funciones de guardia, tras la solicitud de la Fiscalía, ordenó este domingo la detención y puesta a disposición judicial del cura. Este supuestamente envió un vídeo de contenido sexual a una menor, de 14 años.

Posteriormente, el juez ordenó, de acuerdo con el criterio del Ministerio Público, la puesta en libertad del detenido. Tiene medidas cautelares de alejamiento; prohibición de comunicación con la víctima; y obligación de comparecer una vez al mes en sede judicial.

«Comportamiento deshonesto» del cura abusador en España

El arzobispo de Valladolid, a través de un comunicado, condena lo que denomina como «presunto comportamiento deshonesto» contra esta menor; por ello inició un proceso de investigación canónica, que estará «supeditado al resultado de las actuaciones de las autoridades civiles».

Blázquez tomó esta decisión el mismo domingo, «en el mismo momento en que fue conocedor del establecimiento de medidas cautelares y de la apertura de una investigación por parte de la Fiscalía».

Ante estos hechos, la Archidiócesis de Valladolid ha expresado que «condena firmemente cualquier tipo de comportamiento que atente contra la integridad física y moral de los menores y de las personas vulnerables».

Tras informar de esta decisión, el Arzobispado ha anunciado que no hará manifestación adicional alguna hasta que concluyan las diligencias judiciales abiertas, para preservar «la intimidad de la posible víctima» y también la presunción de inocencia del presbítero.

Fuente: 20 Minutos