Skip to content

Revelan la intrigante verdad de la muerte de la adolescente poseída

La joven estuvo 9 días expuesta a raras ceremonias

Después de una exhaustiva investigación de los efectivos del Cicpc se determinó la verdadera causa de la adolescente poseída en Vargas.

Un paro cardiorespiratorio producto de una neumonía fue la causa de la muerte de Naryeli Yaneisi Cacharuco Guillén, la joven de 16 años. La joven falleció el pasado sábado 11 de enero mientras estaba recluida en el Centro Espiritual Yaguarín. La llevó su madre y familiares “por estar poseída por un espíritu maligno”.

Detalles de la muerte de la adolescente poseída en Vargas

Datos preliminares de la autopsia arrojaron que la joven presentaba una fuerte descompensación física, producto de la desnutrición y deshidratación.

El cuerpo de la joven lo recuperaron funcionarios Cicpc en una parcela donde se realizan trabajos y sesiones espiritistas. En el lugar se le rinde tributo a la figura de María Lionza.

Rituales espiritistas

Fuentes policiales confirmaron que la adolescente la recluyeron en el centro de espiritismo desde el pasado 2 de enero. Durante los siguientes nueve días fue objeto de rituales para liberarla “del mal que la tenía postrada”, aseguran sus familiares.

Los rituales para despojarla del mal habrían incluido baños nocturnos en las aguas del río San Julián, lo que de acuerdo a los médicos forenses, complicó gravemente su sistema respiratorio.

En cuanto al estado de salud previa de la joven Cacharuco Guillén, vecinos y docentes del liceo donde cursaba cuarto año de bachillerato, indicaron que era una joven en apariencia saludable, aunque en ocasiones ameritaba reposo por padecer de cefaleas y desmayos eventuales.

En cuanto a la responsabilidad penal por la muerte de la adolescente, fuentes del Ministerio Público indicaron que se encuentran en la etapa de investigación previa. Las dos personas que habían sido detenidas por averiguaciones fueron dejadas en libertad, mientras se continúan las averiguaciones.

Fuente: El Pitazo