¡Alucinante! Se salva “por un pelo” de que lo fulmine un cohete (Video)

Cargando...

¡Alucinante! Se salva “por un pelo” de que lo fulmine un cohete (Video)

Fuente: Infobae

Los soldados del Ejército Libre de Siria, que combaten al régimen de Bashar al Assad y al Estado Islámico, estaban en medio de una refriega con un grupo disperso de terroristas. No creían estar en riesgo porque tenían el tanque de su lado, y estaban disparando.

Sin embargo, no se dieron cuenta de que sus enemigos tenían un lanzacohetes. Lo notaron cuando un cohete pasó a centímetros de un combatiente que estaba arrodillado en la parte superior del tanque. Se salvó de milagro.

El incidente se produjo el lunes, un día después de que la coalición internacional que lucha contra ISIS realizara en el este de Siria, cerca de Deir Ezzor, una exitosa operación comando en suelo contra dirigentes de la organización. La incursión fue ejecutada por la unidad de las fuerzas especiales estadounidenses encargada de perseguir a los jefes yihadistas (la Expeditionary Targetting Force, ETF), precisó el capitán de navío Jeff Davis, portavoz del Pentágono.

Sin embargo aclaró que el balance de 25 yihadistas muertos mencionado por una ONG siria era “muy exagerado”. El saldo es “inferior”, indicó Davis. El objetivo de este tipo de operaciones no es solamente eliminar terroristas, sino que se trata también de recabar información para futuras operaciones.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), fue una operación ejecutada por una coalición kurdo-árabe junto a la coalición internacional. Utilizaron al menos cuatro helicópteros, entre ellos algunos Apache. Según las mismas fuentes, hubo “violentos combates”, en la aldea de al-Kubar, 40 km al oeste de Deir Ezzor.

Las fuerzas especiales estadounidenses atacaron, entre otros lugares, una estación de depuración controlada por ISIS. Las FDS afirmaron que habían detenido a algunos jefes, pero el portavoz del Pentágono lo desmintió. “No hubo detenidos en esta operación”, dijo el capitán de navío Davis.

EP | Mundo