Comité de Bioética de España propone sanción a la maternidad subrogada

Cargando...

Comité de Bioética de España propone sanción a la maternidad subrogada

maternidad subrogada
Fuente: El Mundo

El Comité de Bioética de España (CBE) ha elaborado un informe sobre la maternidad subrogada en el que solicita que se promueva “a nivel internacional un marco común regulatorio que prohíba la celebración de contratos de gestión, en garantía de la dignidad de la mujer y del niño”.

El informe, elaborado a iniciativa propia por este comité que asesora al Gobierno sobre las implicaciones éticas y sociales de la biomedicina, defiende también “dotar de verdadera eficacia legal a la nulidad de esos contratos, de manera que resulte aplicable también a los celebrados en el extranjero” y “sancionar a las agencias que se dedicaran a esta actividad”.

También propugna realizar una “transición segura” que evite que queden desprotegidos los “niños resultantes de los procesos de maternidad subrogada internacional en los que pueden estar inmersos actualmente varios españoles”.El comité considera que, si bien el deseo de una persona de tener un hijo constituye una “noble decisión, ello “no puede realizarse a costa de los derechos de otras personas”.

“Todo contrato de gestación por sustitución, lucrativo o altruista, entraña una explotación de la mujer y un daño a los intereses superiores del menor y, por tanto, no puede aceptarse por principio”, sostiene la mayoría del CBE.”El derecho de tener un hijo no es absoluto. No se puede plantear a toda costa, mediante cualquier práctica que permita la tecnología”, defiende César Nombela, rector de la Universidad Menéndez Pelayo y miembro del CBE.

En esta línea, el CBE sostiene que la importancia de la gestación en el proceso procreativo y en la vida de cada ser humano “no debe relativizarse” y que, en consecuencia, “se debe proteger el vínculo de cada ser humano con su madre biológica”. “Alterarlo -considera Nombela-, tuerce el proceso natural y puede llevar a condiciones inaceptables”.Otros miembros del comité aceptarían que esta práctica fuera regulada si pudiera “compaginarse” la “satisfacción” de ser padre con la “garantía de los derechos e intereses de los otros”, aunque “no alcanzan a ver la fórmula de hacerlo en el contexto actual”.

“Las propuestas regulatorias que se manejan y las experiencias de otros países son claramente deficientes en la tutela de la dignidad y derechos de la gestante y el menor”, concluye el CBE.Actualmente, la Ley de Reproducción Asistida considera nulos los contratos de gestación subrogada, por lo que esta práctica ya es ilegal en España, aunque muchas parejas acuden a países extranjeros que sí permiten esta forma de maternidad, como los EEUU.

Es por ello que la CBE insta a prohibir esta posibilidad a nivel internacional. Aunque el Tribunal Supremo considera ilegal esta práctica, el Gobierno español decidió en 2010 permitir que los padres de hijos nacidos por maternidad subrogada en el extranjeros pudieran inscribirlos en el consulado correspondiente para no dejar desprotegido al niño.

El CBE, sin embargo, discrepa de esta decisión del Ejecutivo y aboga por aplicar la doctrina del Supremo, que en una sentencia de 2015 proponía que la filiación de niños nacidos en el extranjero por maternidad subrogada se hiciera mediante la adopción o el acogimiento del menor. Pero esta posibilidad no se da en todos los casos, como aquellos en que ninguno de los padres aporta material genético a la gestación.

La presidenta del CBE, cuyos miembros se escogen a propuesta del Gobierno y de las comunidades autónomas, considera que “hay razones muy fuertes para rechazar” la maternidad subrogada. “Lo que se hace es comprar, convertir al menor en un objeto que puede ser comprado”, dijo Teresa López, responsable de la cátedra de Políticas de Familia de la Universidad Complutense, en declaraciones a Europa Press.

De hecho, el CBE recuerda que los países en los que más se ha desarrollado la maternidad subrogada son, en general, “países pobres y en los que la mujer vive en una situación de mayor desigualdad con relación al varón”.

“EEUU es la más destacada excepción -añade el CBE en su informe-, aunque no debe olvidarse las diferencias sociales existentes.El Ministerio de Sanidad ha asegurado que estudiará el informe remitido por el CBE. El Congreso de los Diputados tendrá que pronunciarse en breve sobre la legalización o no de la maternidad subrogada, ya que Ciudadanos prepara una proposición de ley que presentará en las Cortes.

La Asociación Española de Abogados de Familia cifra el número de niños que llegan a España nacidos por maternidad subrogada en unos 1.000 al año, una cifra que está aumentando de forma importante por el descenso en los últimos años de la adopción internacional.

El Mundo
EP | Mundo