Corea del Norte acusa a estos países de la muerte de Kim Jong-nam

Cargando...

Corea del Norte acusa a estos países de la muerte de Kim Jong-nam

hermano lider norcorea asesinado neurotoxina vx
Fuente: AP

Corea del Norte sugirió que Estados Unidos y Corea del Sur pueden estar detrás de la muerte de Kim Jong-nam, hermano del líder del país, que falleció el mes pasado en el aeropuerto de Kuala Lumpur en un aparente asesinato por envenenamiento.

El embajador norcoreano adjunto ante la ONU, Kim In Ryong, aseguró en una conferencia de prensa que, “de la A a la Z, este caso es producto de movimientos insensatos de las autoridades de EE.UU. y Corea del Sur”, en un intento por “manchar” la reputación de su país.

El diplomático cuestionó la versión ofrecida por las autoridades malasias, según la cual el hermano de Kim Jong-un falleció después de que dos mujeres le restregaron el rostro con el agente nervioso VX.

Malasia está buscando a varios norcoreanos que sospecha que organizaron ese ataque químico.

Kim consideró que se trata de algo “absurdo” y que no tiene base científica ni coherencia.

Entre otras cosas, se preguntó cómo las personas que supuestamente llevaron a cabo el ataque no sufrieron daños cuando el VX es letal simplemente con la inhalación o el contacto con una mínima cantidad del producto.

Además, apuntó que ese agente nervioso solo se produce en unos pocos países, incluido Estados Unidos, y criticó que Washington y Seúl hayan responsabilizado a Corea del Norte del asesinato “cuando las causas de la muerte aún no han sido claramente identificadas”.

Kim insistió en que la voluntad de esos dos gobiernos es dañar a su país y provocar un conflicto.

En ese sentido, aseguró que Corea del Norte continuará con sus ensayos armamentísticos mientras Estados Unidos y Corea del Sur sigan llevando a cabo maniobras militares en la región, unos ejercicios que para Pyongyang ve como preparativos para un ataque en su contra.

El embajador insistió en el derecho de su país a preparar su defensa con ese tipo de ensayos “rutinarios” y aseguró que estadounidenses y surcoreanos están llevando a la región al “borde” de una guerra nuclear.

Kim criticó también las sanciones contra su país impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU y dijo que su país ha pedido al secretario general, António Guterres, celebrar un foro de expertos sobre su legalidad.

Según aseguró, por ahora Guterres no ha respondido a ese llamamiento.

El Comercio PE
EP | Mundo