Entérese de las campañas electorales que financió Odebrecht con sus chanchullos

Cargando...

Entérese de las campañas electorales que financió Odebrecht con sus chanchullos

Odebrecht
Fuente: Google

Esta mañana se confirmó lo que era un secreto a voces: la campaña del 2011 del ex presidente Ollanta Humala recibió US$3 millones de la constructora brasileña Odebrecht. Jorge Barata, ex representante de Odebrecht en Perú, dio esta información al fiscal Hamilton Castro, que tiene a su cargo la investigación local del caso Lava Jato.

La información era un secreto a voces desde febrero del año pasado, cuando un informe de la Policía Federal de Brasil relacionó a Humala con un monto de US$3 millones que estaba registrado en un cuadro de excel incautado a dos trabajadores del departamento especial que la constructora tenía para el pago de sobornos.

La hoja de cálculo, con fecha 31 de julio del 2012, decía “Proyecto OH” al lado de 4.800 millones de reales (equivalentes a US$3 millones). Aquella vez, Humala negó haber recibido dinero de Odebrecht. Sin embargo, la policía brasileña no se retractó.

La confirmación de este pago ha generado un nuevo escándalo nacional que podría empeorar la situación penal del ex mandatario, si se tiene en cuenta que la investigación por lavado de activos que enfrenta, desde el año pasado, es por el presunto dinero ilícito que recibió en su campaña y habría utilizado.

Sin embargo, el dinero que la empresa Odebrecht admitió haber dado a Humala es más que eso: es el primer caso en Latinoamérica que se confirma y se hace publico que la constructora reconoce que financió la campaña de un partido político.

En la región, Brasil, Panamá y Colombia están, por ahora, en la lista de países en los que se sospecha que la firma brasileña también operó de la misma manera.

Como se recuerda, en diciembre del año pasado, Odebrecht reconoció al Departamento de Justicia de EE.UU. que corromper a funcionarios públicos y a líderes de partidos políticos formaba parte de su plan delictivo para conseguir obras.

“Todos estos pagos ilícitos se realizaron para conseguir una ventaja indebida para que Odebrecht pueda obtener y operar algún negocio”, dice la justicia de EE.UU.

La apuesta por los dos candidatos

Los dos candidatos presidenciales del 2014 en Colombia, un caso inédito hasta el momento, están bajo sospecha de las autoridades, fiscales y electorales, de haber recibido dinero de Odebrecht. Una es la campaña del actual presidente Juan Manuel Santos. La otra, la del ex candidato uribista Óscar Iván Zuluaga.

A principios de febrero, el fiscal de la Nación colombiano, Néstor Humberto Martínez, informó que tenían indicios que la campaña del presidente Santos recibió al menos US$1 millón de la constructora brasileña. La sospecha se basaba en la declaración que el ex senador Otto Bula dio a las autoridades cuando fue interrogado.

Otto Bula, ex senador preso por presuntamente ser el lobbista de Odebrecht, dijo que le entregó US$1 millón a un empresario cercano al jefe de la campaña del presidente colombiano. Santos y los miembros de su equipo negaron el aporte.

Sobre el ex candidato uribista, la revista brasileña “Veja” informó a fines de enero que Odebrecht habría dado más de US$1,5 millones al publicista Duda Mendoça del Partido de los Trabajadores (PT) para que apoye a Zuluaga. La publicación recogió el testimonio que Duda Mendoça tenía previsto entregar a los fiscales brasileños.

Fonseca, el delator

Cuando un grupo de fiscales de Panamá que investigan el Caso Odebrecht terminaban de allanar las oficinas del polémico bufete Mossack & Fonseca, Ramón Fonseca, su fundador, dio una reveladora declaración: “Varela me dijo que había aceptado donaciones de Odebrecht porque no se podía pelear con todo el Mundo”.

Fonseca, quien terminó detenido después de la diligencia, se refería a Juan Carlos Varela, actual presidente de Panamá. El mandatario, horas después en conferencia de prensa, rechazó vínculos con la constructora y dijo que las “donaciones privadas” que recibió en su campaña fueron contribuciones políticas, no sobornos.

La oposición al gobierno de Varela, representada por el partido de su antecesor Ricardo Martinelli, exige que se investigue desde el Parlamento estos aportes. Cabe precisar, que dos hijos de Martinelli son acusados de recibir dinero de Odebrecht.

Los US$3 millones para Temer

En diciembre del año pasado, la noticia golpeó directamente al presidente actual de Brasil, Michel Temer. El diario Folha de San Pablo dio cuenta que Marcelo Odebrecht habría confirmado a las autoridades fiscales que entregó US$ 3 millones a la campaña del 2014 de Temer. Odebrecht dijo que dio el dinero a pedido de Temer.

“Temer solicitó directa y personalmente a Marcelo Odebrecht apoyo financiero”, decía el informe. El pago se habría acordado en una cena entre ambos en el Palacio de Jaburu en mayo del 2014. Temer era miembro de la plancha de Dilma Roussef.

Lo informado por el medio brasileño iba en la misma línea con lo que también habría dicho Claudio Melo Filho, ex vicepresidente de relaciones instituciones de Odebrecht. Melo, uno de los 77 ex directivos de la compañía que se han acogido a la colaboración eficaz, afirmó que la constructora financió la campaña del mandatario.

“El presidente Michel Temer rechaza con vehemencia las falsas acusaciones de (Claudio) Melo Filho. Las donaciones hechas por el grupo Odebrecht al PMDB fueron en su totalidad hechas a través de transferencias bancarias declaradas al Tribunal Superior Electoral”, señaló, en aquel entonces, un comunicado de la presidencia.

A ello se suma lo revelado a principios de mes: según medios brasileños, Odebrecht y Alexandrino Alencar, director de Relaciones Institucionales de la empresa, entregaron al menos US$ 11 millones a Edinho Silva, tesorero de la campaña de la entonces candidata Dilma Roussef, para publicidad y cerrar alianzas políticas.

Por el momento, las declaraciones de Marcelo Odebrecht y los ex directivos de su compañía que han dado a las autoridades de su país sobre los sobornos y aportes que entregaron en la última década, se encuentran bajo reserva. La decisión de hacerlas publicas dependen del juez supremo Edson Fachin, a cargo del caso.

El Comercio PE
EP | Mundo