¡Entérese! Los sobornos de Odebrecht habrían salpicado a Miami-Dade

Cargando...

¡Entérese! Los sobornos de Odebrecht habrían salpicado a Miami-Dade

Fuente: Google

El escandaloso esquema de sobornos ejecutado por el grupo constructor brasileño Odebrecht en gran parte de Latinoamérica, podría haber llegado a Miami-Dade, donde la compañía tiene presencia desde hace más de 20 años, con grandes obras que incluyen el complejo de artes escénicas Adrienne Arsht, el American Airlines Arena, ampliaciones en el Aeropuerto Internacional de Miami y el ensanche de la autopista 836, entre otras.

El dedo en la llaga lo puso el presidente de la Comisión de Miami-Dade, Esteban Bovo, para quien “es preocupante cuando una compañía, en corto tiempo, haya ganado tantos contratos”.

Aunque Bovo no dio nombres concretos, sí dio un paso adelante y declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS que “hay empleados (…) que ya están casi para retirarse, que le estarían haciendo favores a esta compañía a cambio de una posición laboral en el futuro”.

Además, el recientemente posesionado nuevo presidente de la Comisión abordó el ambicioso proyecto Smart Plan, que busca instaurar una solución viable al grave problema del tráfico en Miami-Dade.

-¿Cómo percibe el escándalo de corrupción de Odebrecht en Latinoamérica y su posible implicación en el sur de la Florida?

Para mí siempre ha sido un tema preocupante la presencia de Odebrecht y los trabajos que ha tenido en el condado Miami-Dade. Es preocupante cuando una compañía, en corto tiempo, gana tantos contratos, y por eso la gente se tiene que hacer la pregunta por qué tan rápido y tan fáciles esos contratos. Desde que estoy en la Comisión, yo he votado tres veces en contra de proyectos que han traído sobre el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) y el Puerto de Miami (PortMiami), pero eso no ha frenado que entidades como el estado de la Florida y el MDX (Autoridad de Autopistas de Miami-Dade) le hayan dado contratos a esta compañía. Siempre preocupa cuando una compañía da un precio por debajo de (lo que propone) todo el mundo, y después, con el tiempo, suben el precio cuando hacen cambios de trabajo, y el contrato termina siendo mucho más caro de lo que empezaron.

-A su juicio, ¿es esa una forma de fraude?

Esa ha sido la práctica que yo he visto en el pasado, donde entran por debajo de todos sus competidores, y, poco a poco, comienzan a cambiar el plan de trabajo y suben los precios de manera justificada porque el Condado, MDX u otra entidad se lo piden (justificaciones).

-¿Cree que Odebrecht haya ofrecido u otorgado sobornos en Miami-Dade?

Que yo sepa, no. Yo no he visto ninguna investigación y puede ser que haya una realizándose en estos momentos. Yo no creo que haya sobornos a oficiales electos en el Condado Miami-Dade. Los oficiales electos saben leer y escribir, pero siempre se puede hacer un cuestionamiento cuando hay empleados de entidades del Gobierno, sea MDX, sea el Estado, o sea el Condado, que ya están casi para retirarse, que le estarían haciendo favores a esta compañía a cambio de una posición laboral en el futuro, y eso es algo que se puede cuestionar y puede ser que esté pasando.

-¿Conoce casos concretos?

No hay un caso concreto que yo pueda señalar, pero es algo que me llama la atención. Siempre cuando se habla de soborno o se habla de algo ilegal se mira al oficial electo, pero hay muchos empleados del Condado que caen en este tipo de problemas, y son las personas que administran estos contratos. No acuso a nadie directamente, pero es algo que merece la pena analizar.

-¿Cuál es su posición respecto a las obras y proyectos que buscan mejorar el flujo del tráfico y el transporte público?

El Condado por mucho tiempo le ha faltado al respeto a los residentes no cumpliendo con la promesa que hizo hace 10 o 12 años atrás para la expansión del sistema de Metrorail. El pueblo ha dado “medio centavo” que no se ha invertido como se ha debido invertir. Si no pasa algo rápidamente, con una gestión seria para lograr esa expansión y darle otra alternativa a la gente que usa el transporte público, yo creo que ese “medio kilo” corre el peligro de que el votante se levante y lo rechace, y eso sería devastador para el Condado.

¿Cómo ve el manejo de ese impuesto, conocido como el “medio centavo”?

Ese “medio kilo” se ha invertido en proyectos que no era lo que esperaba el votante. Han usado ese dinero para comprar “guaguas” [buses], para pagar estudios; han usado ese dinero para pagar salarios, que nunca fue la visión ni la promesa de campaña que se hizo a los votantes, es decir, la expansión del sistema (de transporte público). Pero el tiempo ha cambiado, y yo y otros comisionados, que pensamos igual, estamos todos sonando los tambores diciendo que hace falta hacer algo inmediatamente en el ámbito del transporte y asegurar que ese dinero se use para el destino que se le había dado a los votantes.

¿Cree viable el proyecto Smart Plan, del que tanto se ha hablado últimamente?

Lo que se habla de los seis corredores de tráfico, para que se integren a diferentes puntos del Condado, es la meta nuestra. Pero sabemos que para cumplir ese proyecto, que tiene un valor por encima de los 3.6 mil millones de dólares, nosotros tenemos que hacer dos cosas: número uno, hablarle claro al pueblo de lo que le va a costar el proyecto, y número dos, de dónde sale el dinero. Hace falta demostrarle al pueblo si es por el “medio kilo”, si es con dinero del MDX. También el Estado y el Gobierno federal deben ser partícipes en esto. La economía de Miami-Dade corre peligro si la gente no se puede mover (con rapidez) en esta comunidad. Hay que darle una alternativa que mejore la calidad de vida.

-¿Apelarían a un aumento de impuestos para financiar esta iniciativa?

No. El que me conoce sabe bien que yo no estoy abogando por aumentar los impuestos. Lo que sí quiero es invertir mejor el dinero que tenemos en este momento y asegurar esas alternativas, y demostrarles a los gobiernos estatal y federal que el Condado es serio en el desarrollo de un plan de transporte para que ellos participen en el mismo.

-¿Otro “medio centavo” queda descartado?

Pedirle un “medio kilo” a la comunidad en este momento sería una barbaridad. No hay seriedad para mostrar qué hemos hecho con el “medio kilo” que tenemos actualmente, y quizás eso sea tema para una comisión del futuro. Pero si no demostramos una seriedad en este momento, no solamente no habrá un nuevo “medio kilo” sino que podemos perder el que tenemos actualmente.

-¿Por qué el Condado no ha presentado este proyecto al Gobierno federal?

El representante Mario Díaz-Balart tiene razón cuando dice que el Condado, por mucho tiempo, no ha presentado proyectos al Gobierno federal. Es algo que queremos cambiar. El Smart Plan es el plan que vamos a presentar, pero también tiene que estar amarrado a un componente financiero y eso es lo que estamos trabajando, y yo espero en los próximos meses tener esa parte ya resuelta.

Diario Las Américas
EP | Mundo