Esta es la historia del niño de 11 años torturado por la GN

Cargando...

Esta es la historia del niño de 11 años torturado por la GN

niño torturado por GNB
Fuente: El Pitazo

“Yo estaba frente al Sambil con una amiga. Yo no estaba haciendo nada, solo estaba mirando y me gritaron los guardias. Entonces yo corrí, y no pude correr muy duro. No hice nada, me quedé parado. Me agarraron, me amarraron y me pusieron una bomba en la espalda. Me quemaba, me quemaron y me dejaron botado”.

Esto es lo que cuenta Freddy González, un niño wayú de 11 años. Habla en su lengua nativa con palabras cortadas. Tiene miedo. Se le nota. Está asustado. No sabe por qué le hicieron esto que es calificado por Luis García, representante del Foro Penal Venezolano, como “trato cruel o tortura”.

A Freddy le amarraron los brazos hacia atrás con un tirro gris de los que se usan para embalar y le pegaron una bomba lacrimógena en la espalda. El ácido le quemó también los brazos. Tiene ampollas grandes y también moretones.

Su madre, Daysy González, cuenta que el hecho ocurrió “como a las 9:00 de la noche. Él tiene 11 años, no estaba haciendo nada, solo estaba mirando. “A él lo quemó la Guardia Nacional, lo tiraron al piso, le pusieron la pierna en la espalda y luego lo tiraron como a un perro”.

Está indignada. Dice que “todo es culpa de Maduro, así dicen mis vecinos y tienen razón”. Los guardias iban en moto, dice Daysy, quien narra lo que le contó el niño. Lo dejaron en el barrio 4 de Abril y nosotros vivimos en el barrio 4 de Febrero”.

La mujer, que tiene 33 años y seis hijos, precisa que recibió una llamada telefónica de las personas que auxiliaron a Freddy. La contactaron los dueños de la casa donde lo dejaron botado. “Me dijeron: ‘A tu hijo lo quemó la Guardia”.

“Lloraba, tenía miedo, me decía que le dolía la cabeza, los ojos, la espalda, los brazos. Me decía: ‘Me estoy ahogando’. Está todo quemado. Lo llevamos al hospital, pero no tengo con qué comprar las medicinas”, contó la madre.

Quemaduras de primer y segundo grado

Eddy Ramírez, médico pediatra de una clínica privada de Maracaibo, atendió al niño de 11 años. Dice que tiene quemaduras de primer y segundo grado con 17 por ciento de lesión en la piel. “Tiene la espalda y los brazos quemados. Lo amarraron y tiene el efecto de las ataduras”.

Explicó el médico que el niño cuenta que le pusieron una bomba lacrimógena, “y el tipo de lesión coincide porque las lesiones así lo demuestran. El líquido y el calor serían los que ocasionaron la quemada”. Ramírez explicó que no necesita hospitalización, que se le atendió y le limpiaron las heridas.

Transcendió que en un principio las autoridades del MP querían llevarlo al Hospital Militar, pero familiares se opusieron y exigieron otro centro de salud. “Esto es culpa de Maduro. Así dicen mis vecinos y tienen razón”, decía Deisy, mientras caminaba por el pasillo de la clínica.

El Ministerio Público atiende el caso

Nadia Pereira, fiscal 35 del Ministerio Público, es la que atiende el caso. Junto con sus funcionarios y representantes del CICPC hablaron con la madre y con el niño. Luego de que lo atendieron en la clínica, lo llevaron hasta la medicatura forense y luego lo llevaron a su casa.

Este suceso del pequeño wayú se conoció por un video que colgaron en las redes sociales y en el que se ve al niño cuando lloraba y estaba asustado.

Mayor de 6 hermanos

Freddy González es el mayor de seis hermanos. Reside en Colombia con su abuela, pero durante estos días ha estado de visita en Maracaibo.

El Pitazo
EP | Mundo