¡Insólito! Robó un banco sin arma, repartió el dinero y lo transmitió en FB

Cargando...

¡Insólito! Robó un banco sin arma, repartió el dinero y lo transmitió en FB

Fuente: El Nuevo Herald

Autoridades federales dieron a conocer la identidad de un hombre que protagonizó una extraña secuencia de eventos el lunes, comenzando con el robo de un banco en Brickell y culminando con una amenaza de bomba en South Beach.

Para agregarle a lo raro del suceso, partes del hecho fueron transmitidas en vivo a través de Facebook por el conductor de Uber obligado a llevar al delincuente.

El FBI anunció el martes que Enrique Antonio Gámez, de 35 años y residente de Miramar, fue arrestado en conexión con el robo al banco Navy Federal Credit Union, ubicado en 909 SE 1st Ave., en Brickel.

El chofer de Uber, identificado sólo por su cuenta de Facebook como “Mikebilly So-Focused”, publicó en la red social un aviso de ayuda alrededor de las 5 p.m., al tiempo que transmitía parte de lo que estaba ocurriendo.

En una de las grabaciones se puede ver al ladrón vestido de traje dentro de la sucursal del banco conversando con una empleada del comercio, aunque no se alcanza a oír qué le dice.

Si bien nunca se ve que el sospechoso portara una pistola, el conductor de Uber y Gámez hablan durante el tramo del downtown de Miami a La Playa sobre el dispositivo explosivo que el hombre supuestamente llevaba consigo.

Gámez, quien dijo algunas palabras en español, también mencionó durante el viaje la presunta intrusión y el hackeo por parte del gobierno ruso durante las pasadas elecciones presidenciales estadounidenses.

Una vez en South Beach, Gámez se trepó al paredón frente a la playa en la concurrida Ocean Drive, a la altura de la 8th Street, y comenzó a regalar dinero en efectivo. Una fotografía tomada durante ese momento muestra a una muchedumbre congregada alrededor del hombre, con sus manos estiradas para intentar agarrar los billetes.

Tanto Gámez como el chofer fueron detenidos en un operativo conjunto entre la policía de Miami Beach, la policía condal, y otras agencias federales de justicia, aunque el FBI dijo el martes que el trabajador fue liberado y no enfrenta cargos.

Gámez no se presentó el martes a una audiencia en la corte federal debido que ha sido puesto bajo vigilancia suicida. Sus abogados y su esposa sí estuvieron presentes.

“La familia está aguantando lo mejor que pueden, pero les pido a todos que respeten su privacidad mientras este proceso continúa”, dijo Robert Erickson, abogado de Gámez, a los medios de prensa frente a la corte federal el martes.

Se desconocen exactamente los motivos que llevaron a Gámez a actuar de esta manera.

El FBI no ha revelado hasta el momento los cargos federales de los cuales se acusa a Gámez.

El Nuevo Herald
EP | Mundo