La increíble nota racista que dejaron junto a una propina y se hizo viral

Cargando...

La increíble nota racista que dejaron junto a una propina y se hizo viral

Fuente: Google

Kelly Carter, camarera del restaurante Anita’s New Mexico Style Café en Ashburn, en el Estado de Virginia, tuvo una desagradable sorpresa cuando, al comprobar la factura de unos clientes, vio que estos le dejaron una nota que decía “gran servicio, no damos propina a negros”, según informa BBC.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado por la mañana, en el desayuno. Los clientes, una pareja, hombre y mujer blancos de unos 20 años, incluso felicitaron a Carter por el servicio prestado, pero a la hora de pagar la cuenta le negaron la propina y le dejaron la desagradable nota. Dos clientes habituales del local fueron los que subieron la factura a Facebook, que rápidamente se hizo viral.

Tommy Tellez, propietario del restaurante, califica la nota de “espantosa, desalentadora e indignante” y asegura que la comunidad ha respondido de manera “fenomenal” al incidente, acercándose a saludar, abrazar o simplemente apoyar a Kelly Carter. Tellez alaba a su empleada, “su filosofía respecto al servicio a los clientes va más allá de las normas. Estamos encantados de tenerla aquí”.

Carter por su parte afirma que, aunque en un primer momento fue un shock, no piensa permitir que este episodio le afecte. “No me lastimaron a mí. Se hicieron daño a sí mismos. Solo me hicieron más fuerte”. También asegura que si la pareja volviera al restaurante los reconocería y que estaría “encantada” de volver a servirles.

Santuarios de tolerancia

Tras la victoria de Donald Trump, los movimientos racistas norteamericanos parecen haber sido revitalizados y sus seguidores se sienten legitimados para demostrar su intolerancia, como demuestran las declaraciones de Rocky Suhayda, líder del Partido Nazi Americano, que aseguró sin tapujos que “la América blanca no es el cadáver que creían que era. Y dada la oportunidad, este gigante durmiente no solo lo hará, sino que ya se ha despertado”.

Como respuesta a esto, una veintena de locales se ha unido en el movimiento de los “restaurantes santuario” que pretende apoyar a trabajadores y consumidores del sector hotelero frente a políticas discriminatorias y sexistas. Se basan en la idea de las “ciudades santuario”, un grupo de urbes estadounidenses que incumplirán las leyes que consideren injustas para evitar deportar a indocumentados.

Saru Jayaraman, una de las fundadoras del movimiento, lamentó que mientras la hostelería sufre de escasez de trabajadores “la retórica antinmigrante y sexista está ahora bien vista”, en referencia a los comentarios de Trump. “Nuestro movimiento quiere dar a conocer establecimientos libres de odio y discriminación, donde cualquier persona tiene un asiento en la mesa”, concluye.

Este grupo nace impulsado por organizaciones como Presente.org, dedicada al empoderamiento de la población hispana en Estados Unidos, y por ROC United, que lucha por un aumento salarial de los trabajadores de la restauración.

El Mundo
EP | Mundo