Llevaba adolescentes a esta pocilga y los inducía al sadomasoquismo (Video)

Cargando...

Llevaba adolescentes a esta pocilga y los inducía al sadomasoquismo (Video)

Fuente: La Vanguardia

Una caseta en ruinas, repleta de escombros y un colchón en el suelo donde se pueden aún apreciar señales evidentes de abusos es uno de los escenarios donde un menor de Alicante fue víctima de un hombre que le introdujo en prácticas sadomasoquistas. Como en otros muchos casos, el pederasta contactó con el menor a través de internet.

La Policía Nacional ha detenido al agresor, de 53 años, y a otra persona, de 23 años, que también mantuvo relaciones sexuales con la víctima, en ocasiones en presencia del primer detenido. El principal sospechoso urdió una estrategia para ganarse la confianza del menor, de 15 años, y abusar de él en lugares apartados y en ocasiones insalubres.

El presunto pederasta contactó con la víctima a través de un foro que él mismo administraba llegando a crear multitud de perfiles falsos con los que le escribió más de 93.000 mensajes. El objetivo del agresor no era otro que el de introducir al menor en el sado y que accediera a mantener relaciones sexuales tanto con él como con terceras personas.

El administrador del foro convenció a la víctima de que era una especie de amo y podía ofrecerle para este tipo de prácticas a otras personas, relaciones que tenían lugar en diversos lugares y en condiciones vejatorias. Inmerso en una grave situación de ansiedad y totalmente desbordado, el menor decidió contar a sus padres el calvario por el que estaba pasando.

La víctima confesó a sus padres los abusos

Inmediatamente, los progenitores de la víctima acudieron a la Comisaría Provincial de Alicante para denunciar los hechos. En la denuncia, que se interpuso en noviembre de 2016, el menor narró los contactos sexuales que había mantenido con una persona mayor de edad, que utilizó un nombre ficticio en un foro para embaucarlo y convencerlo de que dejara el grupo porque sabía que podría tener problemas legales.

A partir de entonces, las conversaciones y el intercambio de archivos continuaron en privado a través de aplicaciones de mensajería hasta que agresor y víctima quedaron cara a cara. A raíz de la denuncia de los hechos, la policía consiguió identificar a los dos individuos que abusaron del menor. Los dos hombres están acusados de delitos de abuso sexual a menores, prostitución de menores y difusión de pornografía infantil.

La Vanguardia
EP | Mundo