¡Mire! Por esta razón en Florida es súper peligroso cruzar las calles

Cargando...

¡Mire! Por esta razón en Florida es súper peligroso cruzar las calles

Fuente: Google

Hay que tener cuidado: la Florida es una zona peligrosa para caminar por la calle.

Con el mayor aumento en 10 años de la muerte de peatones, el estado encabeza la lista de las siete comunidades metropolitanas más peligrosas de toda la nación. Aunque el sur de la Florida no quedó entre los primeros 10 puestos, el área de Miami, Fort Lauderdale y West Palm Beach quedó en la nada envidiable posición 11, según el reporte titulado Peligroso por Diseño (Dangerous by Design), que dio a conocer Smart Growth America, una organización con sede en Washington D.C. que trabaja a favor de que se pueda caminar más y con una mayor seguridad por las ciudades del país.

El primer lugar lo obtuvo el área de Cape Coral-Fort Myers, seguido por Palm Bay-Melbourne-Titusville, Orlando-Kissimmee-Sanford, Jacksonville, Deltona-Daytona Beach-Ormond Beach Lakeland-Winter Haven, y Tampa-St. Petersburg-Clearwater. La zona norte de Port-Sarasota-Bradenton finalizó en el décimo puesto. Un mapa interactivo que se colgó en el portal de Smart Growth muestra los sitios más peligrosos de las áreas metropolitanas.

El estudio califica las 104 mayores áreas metropolitanas del país, así como cada estado con la ayuda del llamado “Indice de Peligro para el Peatón” (PDI), que calcula el número de residentes locales que caminan al trabajo y la información más reciente sobre la muerte de peatones. Los resultados no se basan en la cifra total de muertes, sino en la población, el número de personas que van a pie a sus empleos y la cantidad de muertes.

En la Florida, durante el período de 10 años que terminó en el 2014, 5,142 personas murieron atropelladas por un vehículo cuando caminaban a sus centros de trabajo. En el sur de la Florida, la cifra fue de 1,508.

Al resto del país no le fue mucho mejor. La cifra total de peatones muertos en el mismo período de 10 años fue de 46,149. Entre el 2005 y el 2014, los norteamericanos tuvieron 7.2 veces más de morir como transeúntes que de un desastre natural. Sólo en el 2014, un promedio diario de 13 personas perecieron atropelladas mientras caminaban por la calle.

Las personas de color y los adultos de mayor edad son las que más aparecen en las muertes de peatones. Los adultos de 65 años o mayores tienen 50% más posibilidades de morir atropellados por un automóvil que los peatones más jóvenes. Y aunque las minorías integran el 34.9% de la población del país, equivalen al 46.1 por ciento de los transeúntes muertos. El trabajo concluye diciendo que, aun controlando ciertos factores entre estas poblaciones, este grupo de personas posiblemente enfrentan de una forma desproporcional condiciones inseguras a la hora de caminar.

El reporte carga gran parte de la culpa al diseño de las calles, sobre todo aquellas donde los autos se desplazan a gran velocidad y tienen una infraestructura pobre para los peatones.

“Todo el que tenga que ver con el proceso del diseño de las calles debe tomar una acción inmediata para acabar con la muerte de los peatones”, concluye el reporte. “Durante mucho tiempo las calles se han concebido y construído para darle prioridad a la velocidad en que andan los autos, todo ello a costa de la seguridad del peatón, y esto sigue siendo un serio problema. A medida que la población del país se vuelve más vieja, y nos volvemos más diversos, tanto racial como económicamente, la necesidad de hacer estas mejoras de seguridad se hará más imperiosa en los años futuros”.

El Nuevo Herald
EP | Mundo