Niña de 2 años muere y registran 14 intoxicados por consumo de yuca amarga en Maturín

Cargando...

Niña de 2 años muere y registran 14 intoxicados por consumo de yuca amarga en Maturín

Fuente: El Pitazo

El consumo de yuca amarga cobra la tercera vida en Monagas este año y además, deja 14 intoxicados. Esta vez la víctima es una niña de 2 años y los afectados son su mamá, seis hermanos, seis primos menores de 10 años de edad y una tía. El hecho ocurrió en San José de Buja, un asentamiento indígena ubicado al sur de Maturín.

Se trata del brote más grande que se ha registrado en este estado oriental en ocho meses, según registros que maneja El Pitazo. La pequeña se llamaba Omaira Rivas Hernández, quien consumió yuca amarga en forma de casabe, la única forma segura de ingerir este tipo de tubérculo.

Marisol Hernández Pildaín (27) preparó casabe para saciar el hambre de Omaira y sus otros hijos. Arrancó el tubérculo del patio de su casa, lo rayó y lo exprimió con un pedazo de tela para sacarle el yare, un líquido amarillo con alto contenido de ácido cianhídrico que es capaz de matar a una persona hasta en tres horas. Usualmente, los indígenas usan un sebucán para sacar esta sustancia. El sebucán es una herramienta hecha con palos y alambres para exprimir la harina de yuca amarga y eliminar las toxinas.

El Pitazo

La especie de torta crujiente también fue consumida por sus seis sobrinos y una mujer, a quienes también atendieron en la emergencia pediátrica y de adultos del Hospital Universitario “Dr. Manuel Núñez Tovar”, respectivamente.

Juan Carlos Rivas es el esposo de Marisol y contó lo que sucedió en su hogar. Mencionó que pasadas las 6:00 de la tarde del domingo sus familiares comenzaron a sentirse mal y por ello los llevó hasta el ambulatorio de San José de Buja, donde el médico les dijo que no tenían insumos para atenderlos y por ello regresaron de nuevo a casa. La mañana de este lunes, regresaron al centro de salud cuando los pequeños y la mujer comenzaron a vomitar.

Argumentó que tiene un sembradío de yuca amarga en su casa porque preparan casabe para la venta y también para consumo propio. Desde haces meses, el casabe y el pescado son los principales alimentos de esta familia que vive además del lebranche y la lisa que pesca Juan Carlos en los caños indígenas.

El hombre se salvó de la intoxicación porque en la mañana había salido a pescar en Pedernales, estado Delta Amacuro.

“El cacique nos ayudó con el traslado porque no teníamos dinero para movilizarnos”, narró. En el ambulatorio, el enfermero se comunicó con el servicio de Emergencias 171 en vista de la gravedad de los casos. Fue así como, posteriormente, nueve personas fueron ingresadas a las 9:30 de la mañana al hospital y las otras cuatro, dos horas más tarde.

La otra adulta intoxicada es Úrsula Reyes (25), mientras que los infantes afectados tienen 10, 4, 9, 13, 5, 7, 4, 2, 4, 2, 8 y 10 meses, según el registro de ingresos del centro asistencial. Entre julio de 2016 y marzo de 2017 se registran en Monagas 173 personas intoxicadas.

La diputada indígena del Consejo Legislativo, Esther Heredia, explicó que no se trata del primer brote que ocurre en un asentamiento warao en Monagas. Aseguró que una semana antes de Carnaval murió una muchacha de 24 años en el sector El Pajal del municipio Libertador, al sur del estado.

Además, en Paso Nuevo, municipio Uracoa (también al sur), se registró otro brote. Sobre la cantidad de afectados, la legisladora argumentó no recordar la cifra, pero precisó que la intoxicación ocurrió con una yuca que fue sembrada con estacas que entregó el Ministerio de los Pueblos Indígenas en ese asentamiento. “El ministerio compró las plantas confiando de que era yuca dulce y por ello se la entregó a la comunidad para que la sembraran. Se conoció que el tubérculo era de tipo agrio cuando en tiempo de cosecha la gente arrancó la raíz, la preparó y se intoxicó”, aseguró.

Heredia ofreció las declaraciones en la emergencia pediátrica del Hospital de Maturín, donde fue a constatar el estado de salud de los niños envenenados.

Alerta sanitaria

La Dirección Regional de Salud ofreció su versión del hecho a través de una nota de prensa, en la que asegura que solo son 10 afectados y un fallecido.

En el texto, el epidemiólogo regional, Luis Jiménez, afirma que los afectados son siete mujeres y tres hombres, pero no se especificó las edades. “Los afectados consumieron yuca amarga, comercializada por un vendedor ambulante que de forma irresponsable expendio el producto causando la intoxicación del al menos 10 personas con un fallecido”, refiere la nota de prensa.

Jiménez recordó que el Decreto regional Número 0948-2016, firmado en 2016 por la gobernadora Yelitza Santaella, restringe la venta de yuca amarga en los mercados municipales y puestos ambulantes. Al mismo tiempo, exhortó a la Contraloría Sanitaria a continuar con los operativos en Maturín en los expendios de este tubérculo.

El Pitazo

El Pitazo
EP | Mundo