Putin pide “dejar de intimidar” a Corea del Norte

Cargando...

Putin pide “dejar de intimidar” a Corea del Norte

vladimir putin
Fuente: AFP

El presidente ruso Vladimir Putin calificó este lunes de “contraproducente y peligroso” el lanzamiento de un nuevo misil norcoreano pero también pidió que se deje de “intimidar a Corea del Norte” y abogó por una solución pacífica.

“Estamos categóricamente en contra de la ampliación del club de potencias nucleares, incluido en beneficio de Corea del Norte […] Estamos en contra y consideramos este disparo contraproducente, perjudicial y peligrosos”, señaló Vladimir Putin en una rueda de prensa en Pekín, donde participó en el Foro de las Nuevas Rutas de la Seda.

Agregó que las pruebas nucleares de Pyongyang son “inadmisibles”, pero recalcó que “hay que dejar de intimidar a Corea del Norte y encontrar una solución pacífica para resolver este problema”, insistió.

Pyongyang disparó el domingo un misil balístico bautizado como Hwasong 12 que recorrió unos 700 km antes de hundirse en el mar de Japón, según el ejército surcoreano. Tras el lanzamiento, Vladimir Putin y su homólogo chino, Xi Jinping, mostraron su “preocupación” respecto al “aumento de las tensiones”.

En Moscú, el ministerio de Defensa indicó que el misil, que cayó a 500 kilómetros de las costas de Rusia, no supuso “ningún peligro” para el país.

“En lo que se refiere a este lanzamiento, inmediatamente después de que fuera efectuado el ministro de Defensa (Serguéi Shoigú) me informó… No representó peligro alguno para nosotros”, dijo el jefe del Kremlin.

Por otro lado, el Gobierno de Estados Unidos advirtió ayer a Corea del Norte de que su último ensayo de un misil balístico no es la vía hacia un posible diálogo.

La Casa Blanca emitió un comunicado en el que manifestó que esta última “provocación” del régimen de Kim Jong-un debe servir de “llamamiento a todas las naciones a implementar sanciones mucho más fuertes”.

El cohete fue lanzado desde la localidad de Kusong, en el noroeste del país, y recorrió entre 700 y 800 kilómetros antes de caer en aguas del mar de Japón, según un comunicado del Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur.

El Comercio PE
EP | Mundo