Saltar al contenido

Asesinato del capitán Acosta Arévalo

Conmoción general causó el asesinato del capitán Acosta Arévalo. Al funcionario militar lo detuvieron el pasado 21 de junio por supuestos planes conspirativos contra Nicolás Maduro.

Se conoció que el capitán encontró la muerte a manos de sus captores.  A los funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar se les fue la mano con las torturas y falleció la madrugada del sábado 29 de junio.

Tamara Suju denunció que el militar apenas podía mantenerse en pie. Al militar lo trasladaron en sillas de rueda al juzgado y solo llegó a pronunciar la palabra de «auxilio» ante las terribles torturas a las que lo sometieron en los calabozos de la Dgcim.

Torturan al capitán Acosta Arévalo

La evidencia de torturas contra Acosta Arévalo son innegables.

De acuerdo con la filtración de los datos de la autopsia practicada al cuerpo revela que al momento de su muerte “se encontraron 16 arcos costales fracturados, 8 de cada lado, las 3 primeras y la ultima en buen estado, de ambos lados. Fractura de tabique nasal, excoriaciones en hombros, codos, rodillas, hematomas en el muslo cara interna, ambas extremidades”. Así lo informó Zair Mundaray, director de Actuación Procesal del Ministerio Público en el exilio,

Posteriormente, encontraron lesiones similares a latigazos en espalda y muslos parte posterior. Un pie fracturado, múltiples excoriaciones y signos de pequeñas quemaduras en ambos pies. Se presume que también lo electrocutaron.

Esposa del capitán Acosta Arévalo pide protección

La esposa del militar detenido junto a otros cuatro funcionarios y dos exfuncionarios de seguridad acusados de ejecutar planes para asesinar a Nicolás Maduro, pidió a la ONU llevar a cabo las investigaciones forenses respecto al caso de su esposo.

Del mismo modo pidió al gobierno que le entregaran el cuerpo del militar para darle cristiana sepultura.

Culpables de la muerte de Acosta Arévalo

La tarde del domingo el especialista en derecho penal Alonso Medina Roa, informó que detuvieron dos efectivos de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim). Los funcionarios presuntamente estarían implicados en el asesinato del capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo.