¡Véalo! Los policías del Táchira también tragaron “gas del bueno”

Cargando...

¡Véalo! Los policías del Táchira también tragaron “gas del bueno”

Fuente: El Pitazo

En la primera fila del piquete policial que esperaba a los marchantes en la Defensoría del Pueblo en San Cristóbal, se encontraban los funcionarios de la Brigada de Orden Público de la Policía del Táchira quienes eran los responsables de mantener el resguardo de las instalaciones del ente público y de quienes estaban ahí.

Si bien los protestantes son quienes más reportan heridos, golpes, insultos y disparos, en esta oportunidad quienes estaban allí con uniformes también fueron víctimas de sus propias bombas lacrimógenas e incluso de ser bañados en excremento.

Los manifestantes al ver que no lograban llegar hasta la Defensoría del Pueblo lanzaron piedras y botellas de plástico al piquete policial, sin embargo un fuerte olor llamó la atención de todos quienes estaban en la Séptima Avenida de San Cristóbal.

“Algo lanzaron que huele a pupú” dijo alguien mientras caía algo líquido y de color marrón sobre la gorra de un policía que estaba en el cordón de uniformados. Era excremento el olor tan fuerte que había y que no solo cubrió a un funcionario sino a los escudos de todos quienes estaban en la primera fila y la cara, brazos, espalda y cabeza de los demás que estaban detrás.

Compañeros pero no solidarios

El Pitazo

El Pitazo

La cantidad de bombas lacrimógenas lanzadas a los manifestantes no solo ahogó a los opositores, sino que muchos de los policías, en especial las mujeres, también resultaron asfixiadas por los gases que hicieron una nube de humo en toda la avenida.

Desvanecidos y mareados muchos funcionarios policiales hombres y mujeres mantenían el equilibrio en las paredes y aunque sus compañeros notaban la situación en que se encontraban, fue a muy pocos a quienes ayudaron o socorrieron.

Tanto así que incluso supervisores y jefes gritaban “dejen de ser maricones, vayan al frente” para mandar a los de menor rango a enfrentarse a los protestantes.

Junto a la BOP estaban funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana quienes también tenían escudos, lacrimógenas e implementos de seguridad, sin embargo ellos no hicieron frente a la multitud pero la reacción de los policías regionales fue gritarles “si están cagados pasen los escudos y las cosas que nosotros no tenemos miedo”

Policías indefensos

Aunque era la Brigada de Orden Público quien estaba al frente del cordón, al menos cuatro filas atrás estaban otros funcionarios, en su mayoría jóvenes, quienes no contaban con los instrumentos necesarios para garantizar su integridad física pues no tenían cascos, rodilleras, coderas ni escudos.

Por ello cada vez que los encapuchados lanzaban objetos contundentes hacía los policías, debían cubrirse con sus manos las cabezas para evitar lesiones, sin embargo no lo lograron pues muchos de ellos ingresaron al Hospital Central con golpes en las cabezas.

Según el reporte del director del Hospital Central, Jean Carlos Sánchez, al menos 29 policías ingresaron lesionados y muchos con quemaduras de tercer grado.

El Pitazo
EP | Mundo