Categorías
Mundo

A los narcos mexicanos les encanta esconderse en estos pueblos

En la última década, los carteles del narcotráfico se han multiplicado y han adquirido mayor fuerza en la República mexicana. Es común leer en la prensa nacional e internacional sobre las múltiples matanzas registradas en los estados de Sinaloa, Chihuahua o Durango.

El mencionado es uno de los enclaves geográficos más peligrosos para la ciudadanía. Se le conoce como el ‘Triángulo Dorado’ de la droga.

Sin embargo, en su afán de comercializar enervantes, las organizaciones delictivas mexicanas decidieron concentrarse en el centro del país, un lugar que antes era impensable por los fuertes operativos de seguridad implementados por la Policía capitalina.

También por ser una zona exclusiva de tránsito para la comercialización de estupefacientes.

La Ciudad de México es uno de los casos más emblemáticos, ya que en esta metrópoli se capturaron al menos a cinco grandes líderes del narcotráfico. Lo que asombra de cada una de las detenciones es que el crimen organizado se puede establecer en colonias populares, zonas de alta plusvalía o en las inmediaciones del Palacio de Gobierno de este país.

Bajo estas líneas se muestran las zonas de la Ciudad de México en las que se llevaron a cabo las capturas más emblemáticas de distintos capos del narcotráfico, de acuerdo con datos de la Fiscalía mexicana.

Delegación Tláhuac

El pasado 20 de julio fue abatido en la colonia la Conchita Zapotitlán, en la delegación Tláhuac, Felipe de Jesús Pérez, alias ‘El Ojos’, quien comandaba el cartel de Tláhuac, una organización criminal establecida al oriente de la capital mexicana y con presencia en las delegaciones de Xochimilco, Milpa Alta, Coyoacán e Iztapalapa. En el operativo, efectuado por elementos de la Marina y la Policía Federal mexicana, murieron ocho hombres más, quienes también se dedicaban al trasiego y la venta de drogas.

Delegación Miguel Hidalgo

En la colonia Anzures, una de las zonas más exclusivas de la Ciudad de México, fue capturado Dámaso López Núñez, alias ‘El Licenciado’, líder del cartel de Sinaloa y presunto sucesor de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. La detención, ocurrida el pasado 2 de mayo, se llevó a cabo en un lujoso complejo residencial de Polanco, gracias a los trabajos de inteligencia de la Fiscalía mexicana. Durante años, ‘El Licenciado’ fue señalado por orquestar la primera fuga de ‘El Chapo’ del penal de máxima seguridad de Puente Grande, en Jalisco.

Narcotraficante

Delegación Cuauhtémoc (San Rafael)

El pasado 20 de febrero, la Fiscalía mexicana detuvo a Héctor Saucedo, alias ‘El Gordo’, presunto operador del cartel de Juárez. Este era investigado por la Agencia Antidrogas de EE.UU. (DEA, por su siglas en inglés) por asociación delictuosa y posesión de cocaína con intención de distribución. El operativo se llevó a cabo en la colonia San Rafael, en la zona centro de la capital mexicana. Según la DEA, ‘El Gordo’ era el responsable de coordinar los envíos de enervantes hacia la ciudad de El Paso, en Texas.

Delegación Cuauhtémoc (Centro Histórico)

Otra de las capturas más mediáticas fue la de Heriberto Zazueta, alias ‘El Capi Beto’, presunto operador del actual líder del Cartel de Sinaloa, Ismael ‘El Mayo’ Zambada. La detención de este narcotraficante ocurrió en julio de 2016, luego de que integrantes adscritos a la Policía Internacional (Interpol) dieran con su paradero en las inmediaciones del Palacio de Gobierno de México. Diversas instancias de seguridad norteamericanas ofrecieron una recompensa de hasta cinco millones de dólares a quien proporcionara datos fidedignos que culminaran con la captura de este capo mexicano.

Delegación Tlalpan

Sin duda, una de las detenciones que más cobertura recibió por parte de la prensa nacional e internacional fue la de Vicente Zambada Niebla, alias ‘El Vicentillo’, quien fue capturado en la colonia Lomas del Pedregal, en la delegación Tlalpan. La captura de uno de los hijos de ‘El Mayo’ Zambada, efectuada el 19 de marzo de 2009, fue un gran golpe para el cartel de Sinaloa, ya que el joven capo de la droga se acogió al programa de testigos protegidos de EE.UU., una vez que fue extraditado hacia territorio estadounidense en el año 2010.