Categorías
España Entretenimiento

Actor Dani Rovira comparte la triste historia de su perro Buyo

Dani Rovira, amante declarado de los animales y defensor a ultranza de sus derechos, ha compartido en su cuenta de Instagram la triste historia por la que ha tenido que pasar su perro Buyo durante la Nochebuena por culpa de los petardos. Su mensaje tiene más de 35.000 ‘likes’

“Cuando llegué a casa se puso a temblar, a jadear, hiperventilar e incluso vomitar”, relató el actor.

Al parecer, hace dos días cuando estaba paseando a su perro por la calle alguien tiró un petardo. “Casi le da algo”, cuenta Rovira en su Instagram con una imagen de su perro y la frase “si supiérais el miedo que nos da… No tiraríais petardos.

“Si le pasa estando suelto en un parque, seguramente hubiera huido despavorido, con lo peligroso que puede ser eso para él y para cualquiera”, prosigue, y advierte de que “algo deja de ser divertido en el momento en el que causar un trauma o herir a un ser vivo”.

“Probad a jugar al pilla pilla, a las estampas, a leer un libro o a cualquier cosa que no haga daño. Es una petición que hacemos los que amamos a los animales, una petición hacia los niños y sus padres”, suplica el actor.

Lo cierto es que el lanzamiento de petardos se rige por normativa municipal y depende de cada Ayuntamiento.

En Madrid, por ejemplo, la Policía Municipal atendió durante la noche de Nochebuena 63 avisos por petardos.

La ordenanza de Policía Urbana y Gobierno de la Villa de Madrid, aprobada en los años 50, sigue regulando este asunto. En concreto, la norma prohibe “cualquier acto que pueda molestar a los transeúntes”, lo que incluye el uso de este tipo de artilugios.