Categorías
Mundo

CIDH reacciona con medida urgente ante indulto a Fujimori

“La corte ya ha notificado a las partes a una audiencia conjunta, en dos casos abiertos en supervisión de cumplimiento de sentencia, que son Barrios Altos y La Cantuta”, informó a Efe la abogada Gloria Cano, directora de una de las organizaciones civiles que representan a los deudos de las víctimas de estas matanzas.

Cano agregó que en la audiencia se revisarán “dos pedidos en una sola audiencia” y ya se ha convocado al Estado peruano, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y organismos representantes de los deudos, como la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh), que ella dirige.

Sostuvo que “normalmente la corte tiene sesiones y al final del periodo toma una decisión, pero ahora ha visto necesario convocar a la audiencia dentro de ese periodo, de acuerdo a la gravedad” del caso.

Añadió que después de la audiencia del próximo 2 de febrero, la corte “emitirá una resolución de cumplimiento obligatorio”, en una plazo no determinado.

Ahí señalará si el Estado peruano ha cumplido o no sus obligaciones establecidas en estos casos, por los cuales Fujimori fue condenado, en 2009, a 25 años de cárcel.

alberto fujimori

Indulto sin precedentes

Fujimori fue considerado autor mediato (con dominio del hecho) del asesinato de un total de 25 personas en las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), perpetradas por el grupo militar encubierto Colina, y por el secuestro del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dyer en 1992.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, otorgó el 24 de diciembre el indulto humanitario a Fujimori, quien actualmente permanece en una clínica de Lima, sustentado por razones humanitarias, al considerarse que padece una serie de enfermedades y su salud podía agravarse en prisión.

Kuczynski también otorgó el derecho de gracia presidencial a Fujimori, por lo que el exmandatario no podrá ser procesado en un juicio abierto por el asesinato de 6 personas en el distrito de Pativilca, en el norte de la región Lima, también a manos del grupo Colina.