Categorías
Sociales

Claves para solicitar un préstamo rápido

¿Qué hacemos cuando necesitamos contar con liquidez inmediata? A veces nos sorprende una multa, una factura que habíamos olvidado, o quizás, como ocurre en especial en esta época del año, encontramos ofertas con descuentos que resultan imprescindibles. Hemos constatado, en particular en los últimos tiempo, el éxito de compañías financieras como Wonga.es, que otorgan lo que se denomina un  minicrédito o un mini préstamo, que no es más que un préstamo rápido que puede solicitarse directamente por internet.

No caben dudas de que este tipo de soluciones financieras resultan sumamente cómodas y convenientes porque, además de que el préstamo es otorgado en cuestión de minutos, no requiere de la presentación de miles de papeles y documentos, como tradicionalmente ocurría con la solicitud de cualquier préstamo bancario, ni hay que esperar 15 o 20 días para tener una respuesta.

Las condiciones para estos microcréditos varían de un lugar a otro, pero en general todas las empresas financieras tienen un sistema similar, donde luego de completados los datos básicos se pueden contar con una cierta cantidad de dinero que no suele pasar los 600 euros, y que puede ser devuelta en un plazo corto, digamos en 60 días como máximo.

Lo más importante es, antes que nada, asegurarse de la solidez de la empresa financiera. Que tenga respaldo de muchos años en el mercado, además de los comentarios de otros usuarios, suelen ser las garantías necesarias para no encontrarnos con una sorpresa desagradable al final del camino. Una vez que elegimos la empresa (nosotros tomaremos como ejemplo a Winga)  pasamos a la parte de la documentación a presentar.

Recuerda que como estarás haciendo todos los trámites desde el ordenador (o la tableta, o incluso el teléfono móvil) toda la documentación que envíes deberá ser lo más clara y legible posible. Te comentamos algunos tips útiles para que puedas enviar siempre tu documentación sin problemas:

  • Los datos deben poder verse de manera correcta, claros, legibles.
  • Intenta escanea tus documentos originales siempre en color.
  • En la imagen que obtengas deben verse claramente tu fotografía y todos los datos del documento.
  • Cuando envíes la copia de tu DNI o NIE, asegúrate de enviar ambas caras del documento y que se vean todos los datos con claridad.
  • Corrobora que el número de cuenta bancaria sea correcto y que se vea perfectamente.
  • Si estás enviando un extracto bancario, la fecha de emisión debe poder verse con claridad.

Tomar estos recaudos hará que tu solicitud se pueda tramitar velozmente, y de hecho no suele requerir más de 15 minutos. Si se aprueba, tendrás tu dinero depositado en tu cuenta bancaria, así, sin más. Recuerda que si haces el pedido durante un fin de semana, tendrás que esperar lógicamente al primer día hábil para verlo reflejado en la cuenta.

Ten en cuenta que para poder solicitar un préstamo con cualquier entidad, deberás ser mayor de edad y residente en España (no importa la nacionalidad), contar con una cuenta bancaria a tu nombre, tarjeta de crédito para que allí se te cobre el préstamo cuando venza el plazo, una cuenta de email y un teléfono móvil.

Veamos ahora algunos puntos básicos que debes conocer antes de lanzarte a solicitar el préstamo.

¿Cuánto dinero puedes pedir? Pues eso depende. Siguiendo siempre con nuestro ejemplo de Wonga, si se trata del primer préstamo podrás solicitar hasta 300 euros. Ya en el segundo, si tuvieras necesidad de él, podrás pedir hasta 600 euros.

¿Y qué pasa con los intereses? Esto dependerá de la cantidad de días que necesites contar con ese dinero. Por ejemplo, puede tener tu primer préstamo totalmente gratis si lo devuelves durante los primeros 15 días. De todos modos, el plazo de devolución normal es de hasta 60 días, y pagarás sólo por la cantidad de días que tengas el dinero.

Ten en cuenta que si pagas tu préstamo antes de la fecha de vencimiento, tendrás una importante ventaja pues sólo tendrás que pagar los intereses que corresponden a los días que has tenido el dinero, por lo que terminarás ahorrando si logras pagar antes. Un ejemplo concreto: supongamos que pides un préstamo por valor de 200 euros a devolver en un plazo de 30 días, y que se trata de tu primer préstamo. El interés que deberás pagar es de  29.70 euros (interés diario fijo del 0% los primeros quince días, y 0.99% a partir del día 16).

¿Y si no puedo devolver el dinero en el plazo que tenía pensado? Si por algún motivos no logras cumplir con el plazo estipulado, porque a veces surgen inconvenientes que escapan a nuestro control, siempre hay formas de poder refinanciar la deuda. Por eso es importante que te comuniques con la empresa ni bien veas que no llegarás a cumplir con el pago en tiempo y forma.