Categorías
España

¿Consumes omeprazol alegremente? Mejor lee esto

El consumo de omeprazol se ha disparado en España en los últimos años. Este fármaco suele tomarse ‘alegremente’ para tratar problemas como la irritación por reflujo gástrico, para abordar úlceras estomacales y, de forma equivocada, como “protector de estómago” ante medicamentos agresivos. Sin embargo, numerosas estudios han alertado en los últimos tiempos de los efectos adversos que provoca un consumo excesivo.

Sin ir mucho más lejos, el pasado mes de febrero, el Grupo de Trabajo Digestivo de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) volvió a dar la voz de alarma ante el “exceso de uso” de este medicamento. ¿Sabes realmente el riesgo que corres ante la banalización de su consumo?

Numerosos estudios han alertado en los últimos años de los riesgos que asociados al exceso de uso de los inhibidores de bomba de protones.

A pesar de que cada vez son más los controles que existen sobre la correcta prescripción del omeprazol, y la información sanitaria a nivel poblacional, siguen existiendo abusos por un mal uso del mismo basándose en su supuesto poder “protector”.

Por ejemplo, casos donde una persona joven y sin ninguna enfermedad cree necesario consumir omeprazol por tener que tomar antiinflamatorios durante siete días (no es una indicación, según el prospecto); o casos donde una persona toma muchas medicaciones diferentes, ninguna de ellas antiinflamatoria, pero cree necesario tomar omeprazol para “proteger” su estómago del exceso de medicaciones (tampoco es una indicación).

“No es un medicamento para evitar la acidez estomacal de un día puntual secundaria a un exceso de comida o bebida”, ha añadido Ricote.

Aunque Semergen ha denunciado el “exceso de uso” del omeprazol en nuestro país a pesar de sus efectos para la salud, es preocupante la cantidad que se consume al año en España. ¿Cuántos envases de este fármaco se venden en nuestro país anualmente? ¡54,4 millones!

Efectos secundarios y adversos

Los efectos secundarios y posibles efectos adversos son muy comunes en cualquier fármaco, y el omeprazol no se salva de ello. Poder desencadenar una reacción alérgica es uno de estos efectos adversos, siendo uno de los más comunes.

De nuevo volviendo al prospecto del Omeprazol, tenemos como efectos adversos leves el estreñimiento, náuseas, vómitos, gases o dolor de cabeza. Efectos adversos muy comunes en muchos tipos de medicación diferentes.

Por otro lado, si nos centramos en los efectos adversos moderados o graves, el omeprazol y fármacos similares ha demostrado poder provocar daño cardíaco por falta de absorción de magnesio o hipomagnesemia, e incluso aumentar el riesgo de infarto según un reciente estudio publicado en PloS ONE.

Asimismo, el omeprazol ha demostrado aumentar el riesgo de un tipo de anemia llamado “anemia perniciosa”, el de osteoporosis, e incluso el de padecer enfermedad renal según otro estudio reciente de la Asociación Americana de Nefrología.

Finalmente, el omeprazol y fármacos similares también se han relacionado con la diarrea causada por una bacteria llamada Clostridium difficile, y han demostrado aumentar el riesgo de enfermedades intestinales según dos estudios diferentes publicados en la American Journal of Gastroenterology en 2012 y en la revista Gut en 2015.