Categorías
Mundo

Estaba secuestrada pero salió de compras con su captor

La modelo británica Chloe Ayling, de 20 años, reveló detalles del tiempo que permaneció privada de la libertad. En ese sentido se supo que salió de compras en busca de zapatos junto con uno de sus secuestradores, Lukasz Herba.

Una fuente del diario ‘Daily Mail’ reveló que la joven conocía a esa persona y ambos se vieron en París en abril durante un viaje de negocios.

Esta vez Herba le pagó al agente de Ayling para que volara a Milán. La joven fue raptada el pasado 11 de julio tras asistir a una falsa sesión fotográfica en Milán, Italia, organizada por sus secuestradores.

La drogaron, la metieron en una bolsa y finalmente la trasladaron hasta una cabaña en la provincia de Turín, fronteriza con Francia, donde la mantuvieron en cautiverio por 6 días.

Según contó una persona que afirma ser amiga de Ayling, las intenciones del secuestrador en un principio no le generaron sospechas a la modelo, dado que le “envió ejemplos de su trabajo y le pagó por adelantado. Durante el secuestro, Chloe perdió sus zapatos”.

Luego el hombre “la llevó a comprar unos nuevos durante su calvario”, explicó su allegada.

Chloe Ayling fue subastada por 300.000 dólares como esclava sexual, pero los delincuentes decidieron liberarla el 17 de julio después de enterarse de que tenía un hijo de 2 años, y sus “reglas excluían secuestrar a madres”.

El abogado de la joven, Francesco Peschi, comentó a la BBC que los secuestradores amenazaron con matar a su clienta si intentaba hacer algo fuera de lo común cuando estaba de compras. “Ella pensó que la mejor idea era seguir adelante y ser amable con su secuestrador porque este le dijo que quería liberarla de alguna manera”, indicó Peschi.