Categorías
EEUU

¡Fuera abajo! Estrepitosa muerte de un médico en el hospital

Una profunda depresión fue el motivo que llevó al doctor Gabriel Goodwin, antiguo anestesista en el Centro Médico Montefiore de El Bronx, a lanzarse desde lo alto de uno de los edificios de dicho hospital el pasado viernes alrededor de las 7 p. m.

Según medios locales, la víctima, de 35 años, tenía antecedentes de problemas mentales e incluso se sometió a una terapia de “electroshock” para intentar curarse, pero el tratamiento no dio resultado y la enfermedad terminó ganándole la batalla.

Gabriel Goodwin tenía antecedentes de problemas mentales e incluso se sometió a una terapia de “electroshock”

El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) encontró, además, el recibo de compra de una escopeta y de una caja de balas en el coche del fallecido, un descubrimiento que alertó a las autoridades sobre la posibilidad de que Goodwin quisiera provocar un tiroteo en el Centro Médico Montefiore similar al que ocurrió en el Hospital Bronx-Lebanon el 30 de junio.

En esa ocasión, el doctor Henry Bello asesinó a un residente e hirió a varias personas con un rifle AM-15 semiautomático.

Sin embargo, la mujer de Goodwin aseguró al New York Daily News que el único objetivo de su marido era acabar con su propia vida:

“No sé que le sucedió ese día, pero de lo que no tengo ninguna duda es de que Gabriel no quería hacer daño a nadie más. Él siempre fue muy pacífico”.

Goodwin, vecino de Huntington, Long Island, y padre de tres hijos, había terminado hace dos años su residencia en el Hospital Montefiore y tenía intención de regresar a dicho centro médico tan pronto como su salud mental mejorara.