Categorías
Venezuela

La exigencia que hizo la CEV al Gobierno de Maduro

A través de un comunicado, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) manifestó su preocupación por la situación de los presos políticos en Venezuela, así como de los presos comunes y las violaciones de sus Derechos Humanos.

En este sentido, resaltaron el reciente traslado arbitrario desde la cárcel de Ramo Verde del General Raúl Isaías Baduel y solicitaron al Estado informar a sus familiares sobre su paradero.

También pidieron el cese de lo que consideran persecución política contra quienes piensan distinto al tiempo que denunciaron y reprocharon “la tortura física y psicológica que traduce saña y violencia con estos ciudadanos”.

Texto completo del comunicado:

FRENTE A TANTOS ATROPELLOS

La Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana, considerando: la situación tanto de los presos políticos y presos comunes, evidenciada en las denuncias de familiares y del Observatorio Venezolano de Prisiones, en las cuales se describen, tratos crueles e inhumanos en las detenciones, en los traslados y en los mismos centros de reclusión, infraestructuras anti higiénicas, alimentación precaria; falta de medicamentos, ausencia de asistencia jurídica, falla en el debido proceso; derecho a ser procesados por sus jueces naturales, traba en las visita de sus familiares, falta de asistencia médica. Todos estos Derechos Fundamentales consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela vigente.

Exigimos

A las Instancias Públicas, tanto ejecutivas como Legislativas y Consejo Federal de Gobierno a cumplir obligatoriamente con la garantía de estos derechos y el deber irrenunciable de restablecerlo sin demora.

Cese la cacería de bruja contra los ciudadanos que piensa distinto al régimen.

Se le informe a la familia del general Raúl Isaías Baduel su paradero y su estado de salud.

Así mismo recordamos a estas Instancias del Estado la responsabilidad que deriva del incumplimiento en la garantía de estos derechos que son universales y las acciones penales consecuentes son imprescriptibles, motivos por los cuales esta comisión eclesial, exige el cese de la persecución, a la tortura física y psicológica que traduce saña y violencia con estos ciudadanos.

Invitamos

De igual forma a todos los católicos y hombres y mujeres de buena voluntad, no solo a orar por los que sufren sino por los que vulneran estos Derechos Humanos y denunciar públicamente a los funcionarios que los violen, exigiendo el restablecimiento de un equilibrado Estado de derechos que garantice los derechos fundamentales consagrados en la carta Magna aún vigente.

Es justicia que exigimos, en Caracas a los diez (10) días del mes de agosto de 2017

+ Mons. Roberto Lückert León
Presidente de la Comisión de Justicia y Paz de la CEV

Padre Saúl Ron Braasch
Vicario General Comisión de Justicia y Paz de la CEV