Saltar al contenido

La promesa de senadora que pondrá a correr a los rojitos

La senadora republicana Ileana Ros-Lehtinen, entre los funcionarios estadounidenses que ha seguido de cerca las amenazas de Maduro a la democracia se pronunció este jueves sobre las próximas acciones que desde el Senado estadounidense se adelantan para solidarse con los venezolanos.

“En Estados Unidos se entiende bien el sufrimiento del pueblo de Venezuela. Vamos a tomar medidas bien severas en contra de estos delincuentes para que no puedan entrar a este país, no tengan cuentas bancarias, no puedan tener los condominios de lujo ni yates, les vamos a confiscar todo”.

También hay planes de no comprar más petróleo a Nicolás Maduro porque cada día Estados Unidos es más independiente en temas de energía. Hay asuntos más controversiales que otros, pero estamos tomando nota del sufrimiento de Venezuela y vamos a hacer todo lo posible para castigar a los delincuentes y darle esperanza al pueblo.

Cerca de 100 muertos van en más de 100 días de manifestaciones ciudadanas.

La congresista aseguró que Trump está decidido a aplicar medidas más fuertes y que con seguridad contará con el apoyo tanto de la Cámara de Representantes como del Senado, republicanos y demócratas. “Estamos muy claros con el problema de Nicolás Maduro y sus medidas contra la Constitución, la Asamblea Nacional, quieren inventar sus leyes y una dictadura. La administración de Trump está tomando bien en serio estas medidas”, aseguró.

Ros-Lehtinen indicó que en ese país se está tomando “nota” de todo el sufrimiento de los ciudadanos en Venezuela:

“Con esperanza, cariño y amor, eso es lo que se siente aquí en Estados Unidos por el pueblo de Venezuela. Sabemos del sacrificio de ustedes, están dando sus vidas a favor de la democracia, la libertad y la justicia y el derecho a expresar sus opiniones. Sabemos que hay más de 100 muertos, víctimas de la represión de Maduro”, agregó.

Esta semana se realizó una audiencia en el Senado estadounidense presidida por el congresista Marco Rubio, quien expresó su solidaridad con el pueblo venezolano al tiempo que comparó al oficialista Diosdado Cabello con uno de los más grandes capos de la droga de la historia, Pablo Escobar.

En dicha reunión, donde se expusieron los graves problemas de escasez de alimentos y de medicamentos en el país, también participó el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien reiteró la ilegitimidad del llamado del Gobierno a una Constituyente.