Categorías
España Actualidad

Lo que le puede pasar a Cristiano por el empujón que le dio al árbitro

Cristiano Ronaldo comenzó el Clásico en el banquillo. Y lo terminó en el banquillo. Eso sí, fue el protagonista de uno de los tres goles que el Real Madrid encajó al FC Barcelona en el partido de ida de la Supercopa de España.

El portugués no salió de titular, pero Zinedine Zidane contó con su juego en la segunda parte. En el minuto 80’, el crack merengue marcó un gol extraordinario en una contra. Se quitó la camiseta y la mostró al Camp Nou, imitando a Messi. Vio la amarilla.

El crack portugués celebró el segundo gol del Real Madrid quitándose la camiseta, acto por el que vio la primera amarilla

Apenas un minuto más tarde, Ronaldo protagonizó un encontronazo con Umtiti y el árbitro consideró que simuló el penalti, por lo que vio la segunda cartulina. Roja y a la calle.

 

Ronaldo se enfrentó al colegiado, Ricardo de Burgos Bengoetxea, que se llevó un empujón del delantero del Real Madrid. Acción que le puede ocasionar una grave sanción, además de perderse el partido de vuelta de la Supercopa de España que tendrá lugar el próximo miércoles 16 de agosto a las 23:00 horas (horario peninsular español) en el Bernabeu.

Ronaldo protagonizó un encontronazo con Umtiti y el árbitro consideró que simuló el penalti. Vio la segunda amarilla

De cuatro a doce partidos de suspensión podrían caerle al astro portugués, a tenor de lo que estipula el artículo 96 del código disciplinario de la Federación Española.

“Producirse con violencia leve hacia los árbitros. Agarrar, empujar o zarandear, o producirse, en general, mediante otras actitudes hacia los árbitros que, por sólo ser levemente violentas, no acrediten ánimo agresivo por parte del agente, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos”.

CR7 se enfrenta a una grave sanción de cuatro a doce partidos

Según refleja el acta del colegiado, en el apartado otras incidencias, “una vez mostrada la tarjeta roja, dicho jugador (Cristiano Ronaldo Dos Santos Aveiro) me empujó levemente en señal de disconformidad”.