Categorías
EEUU

Norcorea amenaza y EE.UU. responde enviando bombarderos

Corea del Norte amenazó el martes con atacar las bases militares de Estados Unidos en la isla de Guam horas después de que el presidente Donald Trump elevara el tono de sus advertencias a Pyongyang. Durante la noche de este martes, dos bombarderos nucleares estadounidenses B-1B fueron desplazados a la base militar estadounidense en Guam.

La Fuerza Aérea del Pacífico de EE.UU. afirmó, a través de un comunicado, que las aeronaves provienen desde Dakota del Sur y están “listos a luchar esta noche”.

La información fue dada por “La Tercera”, quienes indicaron que los aviones B-1B Lancer asignados al 37º Escuadrón de Expedicionarios de EE.UU. fueron desplegados en la base aérea norteamericana “Andersen” ubicada en Guam para realizar una misión de 10 horas.

Durante la misión las naves sobrevolarán la península coreana y la localidad japonesa de Kyushu. 

Aviones F-15 de la Fuerza Aérea de Autodefensa de Japón y aviones de combate KF-16 de las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur se sumarán a la acción cuyo fin es demostrar “la solidaridad” entre esos tres países a la hora de defenderse de “acciones provocadoras y desestabilizadoras” en la región del Pacífico.

Corea del Norte está “analizando cuidadosamente un plan operativo para un fuego envolvente en torno a Guam con misiles de alcance medio largo Hwasong-12 para contener las principales bases estratégicas de Estados Unidos en la isla, incluida la Base Aérea de Anderson (sic)”, dijo un portavoz del Ejército Popular de Corea del Norte (KPA) en un comunicado recogido por la agencia estatal KCNA.

Aviones Bombarderos

La Base aérea de Andersen aloja los bombarderos estratégicos B-1B con capacidad nuclear, que ayer volvieron a ser enviados por Estados Unidos a la península coreana, según adelantó la agencia Yonhap citando fuentes militares surcoreanas.

“En la mañana del 8 de agosto los piratas aéreos de Guam volvieron a aparecer en el cielo por encima del sur de Corea para realizar una alocada maniobra que simula una guerra real”, añade el portavoz norcoreano, que acusa a Washington de estar movilizando activos nucleares estratégicos desde Guam o California.

El texto norcoreano se publica apenas horas después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, advirtiera al régimen de Kim Jong-un de que “se encontrará con una furia y un fuego jamás vistos en el mundo” si no deja de amenazar a Estados Unidos.

Los anteriores comunicados intimidantes de Pyongyang condenaban el último paquete de sanciones de la ONU -del que consideran a Washington máximo responsable- en castigo por sus programas de armas y amenazaban con llevar a cabo “acciones físicas” contra territorio estadounidense.

Estas últimas sanciones constituyen el paquete más severo aprobado hasta la fecha.

Buscan reducir los ingresos de las exportaciones norcoreanas en unos 1.000 millones de dólares (un tercio del total) al año.

Estas sanciones de la ONU llegan en respuesta al primer misil balístico intercontinental (ICBM) que lanzó en su historia Corea del Norte el pasado 4 de julio, un hito armamentístico al le ha seguido el lanzamiento el 28 de julio de un segundo proyectil de este tipo.

Las continuas pruebas de armas de Pyongyang han incrementado en los últimos meses la tensión en la península y elevado el tono de la Casa Blanca, donde se insinúa de manera constante la posibilidad de atacar Corea del Norte de manera preventiva.