Categorías
Mundo

Padres tienen a su hijo discapacitado en una jaula (Video desgarrador)

Una gran polémica despertó en Argentina el caso de Álvaro Dante Gaby, un joven de 14 años que vive con su familia en la pobreza extrema en una comunidad wichi de la provincia de Salta, informa ‘Clarín’.

Durante cuatro años sus padres lo han encerrado en una jaula de madera por temor a que se escapara de su casa.

¿La razón? El adolescente sufre graves problemas neurológicos.

Tras filtrarse a Youtube un video en el que se aprecia cómo el chico se encuentra en una jaula, el Gobierno local decidió intervenir.

Por orden de la jueza de Violencia Familiar y de Género de la ciudad de Tartagal, Elba Susana Menéndez, el chico fue ingresado en el hospital público Materno Infantil de la capital salteña, donde recibirá la ayuda médica necesaria.

“Cuando nació tuvo problemas, fue derivado a Salta y operado, durante muchos años estuvo bien, pero a medida que comenzó a crecer el problema se hizo mucho más visible. Hoy no habla. Mientras estamos nosotros en casa, él se mueve por todos lados porque lo cuidamos y lo vemos en forma permanente; ahora, cuando debemos hacer cosas, ahí lo enjaulamos. Si lo dejamos libre, sale corriendo y se escapa. Es capaz de desaparecer”, explicó Adolfo Gaby, padre del niño”.

El progenitor comentó con pesar que la familia no ha podido llevar al niño a un hospital por no tener suficiente dinero.

https://youtu.be/72OGq_26Blo

Al darse a conocer la historia de Álvaro, la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Pamela Calletti, ha solicitado que se investigue el caso y pedido que se vaya “hasta las últimas consecuencias para determinar las responsabilidades”.

No obstante, la subsecretaria de Emergencia Social del Ministerio de Asuntos Indígenas, Edith Cruz, asegura que “cuando iniciamos el censo social nos informaron de que al chico lo ponían en una jaula. Personalmente fui a ver y no había jaula y el chico no estaba en ese estado. Incluso le advertí al padre que lo denunciaría si encontraba evidencia de que lo encerraba y siempre me lo negó”, precisa.