Categorías
Mundo

Pedro Pablo Kuczynski explica sus razones tras el indulto de Fujimori

En una transmisión en vivo, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, explicó el lunes en la noche las razones que lo llevaron a indultar al exmandatario Alberto Fujimori.

“Estoy convencido que quienes nos sentimos demócratas no debemos permitir que Alberto Fujimori muera en prisión porque la justicia no es venganza”, dijo PPK a los peruanos.

El domingo, pocas horas antes de Nochebuena, la Presidencia de la República anunció que Kuczynski le había otorgado el “indulto humanitario” al exgobernante y la noticia causó gran polémica y protestas.

Fujimori debía estar preso hasta 2032, en cumplimiento de una condena de 25 años por las matanzas de Barrios Altos, en 1991, que dejó 15 muertos, y la de la Universidad La Cantuta, en 1992, con 10 muertos; y por el secuestro del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dyer, ocurridos en 1992.

“Se trata de la salud y las posibilidades de vida de un expresidente del Perú que habiendo cometido excesos y errores gravísimos fue sentenciado y ha cumplido ya doce años de condena”, dijo PPK en su mensaje sobre los delitos por los que Fujimori fue sentenciado.

“A todos nos es evidente que su gobierno incurrió en transgresiones significativas a la ley, al respeto por la democracia y los derechos humanos”, agregó después. “Pero también creo que su gobierno contribuyó al progreso nacional”. El mandatario aseguró también que ha seguido “con preocupación el deterioro gradual en el estado de salud de Alberto Fujimori y reiteró que su decisión “se asienta en razones humanitarias” y en lo que considera “mejor para el futuro del país”.

A continuación, pidió a los peruanos que “las emociones negativas heredadas del pasado no limiten los objetivos que tenemos que alcanzar para terminar de vencer la pobreza” y que “no se dejen llevar por el odio”.

PPK insistió en que la suya había sido una decisión “de conciencia, la cual someto respetuosamente al tribunal de la historia”.

Manifestaciones

Kuczynski concedió el indulto humanitario a Fujimori tres días después de que partidarios del expresidente liderados por su hijo, Kenji Fujimori, lo salvaran de una destitución en el Congreso. Numerosos comentaristas políticos peruanos habían señalado que Fujimori sería indultado como pago al voto de Kenji en el Congreso.

Además, medios peruanos publicaron que uno de los doctores que evaluó al político convicto había sido su médico personal en el pasado.

Los simpatizantes de Fujimori celebraron la gracia presidencial.

Pero el domingo y el lunes también hubo diversas protestas, de cientos de personas en Lima y otras ciudades, en contra de la medida. Muchos llevaban carteles que decían “el indulto es un insulto”.

La policía lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes. Además, tres miembros del partido de Kuczynski anunciaron que renunciarían a esta organización.

Ante estas reacciones, PPK dijo el lunes en la noche que su decisión había sido “especialmente compleja y difícil”.

“Esta ha sido quizás la decisión más difícil de mi vida”, afirmó.