Categorías
España

Rajoy deja esperando al Rey Felipe porque anda patitieso

Un ataque de lumbago ha sido la causa por la que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha visto obligado a retrasar dos horas su despacho con el Rey en Marivent, previsto para las 12.30 horas. A esa hora, el avión oficial tenía previsto aterrizar procedente del aeropuerto de Vigo ya que el presidente se encontraba en Ribadumia (Pontevedra) donde ha pasado sus vacaciones.

La Moncloa ha informado del motivo del retraso a la misma hora en la que estaba prevista la llegada de Rajoy a la isla que ahora se producirá en torno a las 2 de la tarde.

Rajoy ha sufrido el ataque de lumbago esta mañana tras su habitual caminata mañanera.

Al parecer el presidente ha sufrido el ataque de lumbago esta mañana tras su habitual caminata mañanera. Los servicios médicos le han puesto una inyección para mejorar los síntomas, un tratamiento que requiere un tiempo de reposo tras el que el Presidente podrá emprender el vuelo hasta Palma.

En principio estaba previsto que el despacho con el Rey concluyera a las 13.30 y que Rajoy compareciera en una rueda de prensa para posteriormente almorzar con el Rey en Marivent. Con el retraso, la aparición del presidente ante los medios de comunicación tendrá lugar después del despacho que mantendrán durante la comida.

En su repaso a las principales cuestiones de la actualidad, se da por hecho que el Rey y el presidente del Gobierno abordarán la crisis política en Catalunya.

El Rey y el presidente del Gobierno abordarán la crisis política en Catalunya

Rajoy aseguró el pasado miércoles que podría reunir al Consejo de Ministros de forma extraordinaria el 16 de agosto si el Parlamento catalán decide admitir a trámite la proposición de ley para la celebración de la consulta soberanista. En el orden internacional se contempla tratar sobre el agravamiento de la situación de Venezuela después de la elección la Asamblea Constituyente y del intento de sublevación militar de un grupo de militares que, según el régimen chavista, ha sido aplacada.

Tras la comida con el Rey, el presidente tenía pevisto regresar a Madrid para prolongar sus vacaciones hasta el 15 de agosto.