Categorías
Mundo

Tensión en Kenia a la espera de resultados electorales

Millones de kenianos votaron pacíficamente en unas elecciones generales marcadas por el deseo de superar sus diferencias tribales, pero también por una elevada tensión ante la imprevisible reacción popular que podría generar el rechazo de los resultados por parte del candidato derrotado.

Casi 19,6 millones de kenianos estaban llamados a acudir a 40 mil 883 centros de votación, donde se registraron extensas filas a lo largo de toda la jornada.

Los votantes sufrieron esperas de hasta nueve horas para poder ejercer su derecho provocadas, en parte, por los fallos del nuevo sistema de identificación biométrica que demoró el proceso de cada voto y generó quejas generalizadas.

“Será fiable, pero es demasiado lento”, lamentaba en declaraciones a EFE Washington, un joven que tuvo la fortuna de aguardar “solo” durante tres horas y media en la Olympic Primary School de Kibera para depositar su papeleta.

La jornada, controlada por cinco mil observadores internacionales y un amplio dispositivo policial, solo tuvo un incidente significativo, la estampida ocurrida en un colegio electoral durante la apertura de sus puertas en la que resultaron heridas 24 personas.

Por otra parte, la Comisión Electoral informó de que 19 centros en Turkana (noroeste del país) y Wajir (noreste), dos de las regiones más remotas, no pudieron llegar a abrirse debido al “clima adverso” y los “desafíos logísticos asociados”.

Tras el cierre de los colegios -algunos aún permanecen abiertos por un retraso en su inicio o por las largas colas- los kenianos esperan con recelo los resultados, bajo la sombra aún latente de la violencia postelectoral de 2007, cuando más de mil personas murieron y 600 mil fueron desplazadas.