Saltar al contenido

Al ver este video no le quedarán ganas de tomar jugo en la calle

Ingerir cualquier alimento o bebida en comercios callejeros se ha convertido en todo un riesgo para la salud de los ciudadanos, que muchas veces deben comprar “a ciegas” sin poder constatar las condiciones de sanidad en las que son preparados dichos productos.

El comercio informal no escapa a la crisis económica, recurriendo a inverosímiles técnicas para resolver la escasez y obtener mayores ganancias, aunque ello implique “engatusar” a los potenciales clientes.

En las redes sociales se divulgó un video que capta el momento en el que joven vendedor de jugo de naranja ubicado en el distribuidor Los Samanes, en Valencia, recarga su botellón de agua “potable” directamente de un hueco cercano en plena calle y rodeado de basura e insalubridad, para posteriormente elaborar la bebida que vende sin garantizar las mínimas condiciones de higiene.

Varios vendedores ambulantes han sido grabados en este tipo de prácticas, incluso se viralizó el momento en el que un hombre en San Felipe, estado Yaracuy, prepara papelón con aguas sucias que salen de un vertedero en plena calle para poder rendir el concentrado, una práctica que se han extendido ante la mirada cómplice de las autoridades sanitarias.