Categorías
Entretenimiento

Aseguran que Meghan Markle quiere acabar con una tradición de los Windsor

Desde antes de ser la esposa del Principe Harry, Meghan Markle ya daba la impresión de que al llegar al palacio real sería una chica poco convencional, es natural; pues las costumbres, los estilos de vida de cada uno son totalmente diferentes, prueba de ello es esta nueva revelación que ha salido sobre la búsqueda del primer descendiente de la pareja real.

La tradición de los Windsor que Meghan Markle quiere sacar de su vida

Las mujeres de la familia real tienen como costumbre dar a luz en la Ala Lindo del Hospital St. Mary de Londres y horas después protagonizar un posado con el recién nacido en brazos. Hasta ahora todo apunta a que Meghan Markle, la nueva inquilina del Palacio de Kensington quien no permanecerá por mucho tiempo en este conjunto palaciego, iba a seguir ese patrón, pero algo en sus planes ha podido cambiar esta idea.

Típica foto de las mujeres de la familia real ¿Meghan también la hará?

principe guillermo y Kate

Fuentes cercanas a la casa real han revelado a Katie Nicholl, periodista especializada en los royals del país y colaboradora de Vanity Fair, que la duquesa de Sussex está pensando en dar a luz en casa de la forma más natural posible, por lo que no seguiría la tradición de los Windsor.

La ex actriz estaría pensando en recibir a su primer hijo en casa, que entonces ya será Fogmore Cottage, la nueva residencia que está siendo preparada para ella y el príncipe Harry en los aledaños del Castillo de Windsor.

Por el momento el Palacio de Kensington no ha confirmado la noticia, y según apunta el citado medio, la pareja también estaría barajando la posibilidad de preparar el parto de Meghan en un hospital cercano al Castillo de Windsor. Las primeras imágenes de Kate Middleton tras dar a luz al príncipe Louis dieron la vuelta al mundo solo 7 horas después de que este naciera, pero las primeras fotografías de Meghan tras el parto podrían tardar más tiempo.

Que Meghan Markle no esté casada con el príncipe heredero al trono británico cambia el protocolo, por lo que la duquesa de Sussex puede gozar de un parto con mucha menos exposición mediática. Lo más probable es que Meghan no se fuerce a salir a ser fotografiada pocas horas después de pasar por un parto para contentar a la opinión pública.