Categorías
Sociales

¿Cómo expresar tus sentimientos a través de frases?

Generalmente, hay algo en nuestra personalidad que nos acompaña desde chicos y esas son muchas de las frases de la vida que se nos han formado a lo largo de ella y que se han originado en alguna experiencia vivida que nos ha marcado un antes y un después, huella imborrable que llevamos grabado en nuestros corazones casi que permanente, porque reflejan algún momento especial en el cual de una u otra manera también recurrimos a frases de alegría que demarcan una situación de: éxito, paz, celebración, festejo, amor, amistad, perdón, fe entre otros decenas de experiencias más.

Momentos transcendentales e  inspiradores cargados de motivación, producidos por un sinfín de causas que tienen arraigo con nuestras vidas, como por ejemplo:

Todas aquellas frases que emanan espontáneamente del pensamiento y que transcribimos detalladamente en un trozo de papel al momento de enamorarnos, aquel que permite aflorar lo que llevamos por dentro de una forma muy personalizada y que queda plasmada en lienzo para otros, para que puedan moldearlas de acuerdo a la ocasión, porque en ocasiones necesitaremos de ellas para poder expresar lo que queremos decir.

Es un vínculo que desarrollamos sentimentalmente con el día a día así como el compartir con todos nuestros seres queridos, amistades, compañeros de trabajo, con todo tipo de interrelación y el roce social con grupos de jóvenes, gente madura y tercera edad, en ocasiones circunstanciales e inesperadas.

Las frases de la vida nos recuerdan todas y cada uno de esas etapas de nuestro crecimiento y formación espiritual como ser humano que somos, nuestros deberes y derechos. Así como también, la pérdida de seres queridos que por llevar aquellas viejas frases de alegria en nuestra memoria permanecerán en ella como los más hermosos de nuestros recuerdos en cada rincón de ella.

Por otro lado, y no queda la menor duda que la mayoría de las frases son religiosas puesto que tienen mucho que ver con nuestras creencias y fe, a las cuales les atribuimos ese don divino como recordatorio para que siempre mantengamos una postura idónea y correcta en nuestra conducta. Son reconfortantes y llenas de entusiasmo, nos permiten reforzar nuestro espíritu y poseen el don del estimulo.

Pero hay frases que ni el tiempo, ni las tristezas, ni las creencias pueden cambiarlas por más que dejemos todo a un lado, aquellas que fueron pensadas y sentidas con verdadero amor: profundo, sincero, honesto, transparente, incondicional tanto que con el podemos construir en cualquier contexto una frase que delimite un sentimiento que deseemos expresar tan nítido como sea posible.

Así que, si queremos demostrar intensamente a través de una frase de amor todo lo que sentimos sin que nos quede nada por dentro, con tan solo dirigir nuestra mirada a cualquier detalle por muy insignificante que parezca; allí encontraremos el más sublime amor, como por ejemplo; una mariposa posada en los pétalos de una flor y la comparamos con una suave y dulce caricia sobre el lozano rostro del ser amado estaríamos creando una frase que quedara plasmada para la posteridad.

“Despertar y pensar que acaricio tu rostro es tan sublime como una mariposa cuando se posa en una dulce y tierna flor”