Categorías
Actualidad

Consejos para un regreso tranquilo al trabajo después de vacaciones

Irse de vacaciones siempre es la mejor manera de acabar el año, pero estar lejos del trabajo cobra un precio; vuelves a tal cantidad de trabajo que te preguntas si vale la pena irse. La respuesta es probablemente sí, pero aún así, hay formas de que el reingreso sea menos traumático. A continuación te las presentamos.

REGRESA A TU CIUDAD UN DÍA ANTES

Al regresar un día antes de entrar al trabajo tendrás más tiempo para desempacar las maletas, organizar tu semana y dormir un poco más para recuperarte del jet-lag. Si alcanzas a tener unas horas libres el domingo, podrás planear tu semana con anticipación.

TÓMALO CON CALMA

No pretendas hacer todo el primer día de regreso a la oficina. Puede que sea tentador acumular reuniones y proyectos tan pronto regreses, pero mejor es hacerlo poco a poco por un periodo más largo.

MANTÉN EL MENSAJE DE ‘FUERA DE LA OFICINA’ ENCENDIDO

Si creaste un mensaje fuera de la oficina para tus vacaciones, mantenlo encendido un día laboral adicional. La gente sentada a tu lado sabe que estás allí, pero no hay necesidad de que el mundo lo descubra. Un día extra le da espacio para resolver las cosas sin nuevas expectativas. También puedes…

ELIMINAR CANTIDADES DE EMAILS

Puedes hacer una rápida revisión de la bandeja de entrada, marcar un puñado de mensajes que deseas leer y borrar todo lo demás. Lo más probable es que, si todavía es importante, alguien te haga un seguimiento.

PROGRAMA ALGO DIVERTIDO PARA HACER DESPUÉS DE TRABAJAR

El primer día de regreso puede ser largo y tedioso. Planifica algo que realmente disfrutes para esa primera noche después del trabajo. Mientras te vas acoplando a tu regreso, puede que no sea una mala manera de terminar el día.