Categorías
Mundo Actualidad

¡De espanto! Lo que le ocurrió a dos modelos rusas por lograr la perfección

Ser modelo puede llegar a extremos peligrosos si no se toman las previsiones necesarias, a temprana edad, los niños y niñas son los más vulnerables ante los cánones de belleza tan exigentes que hay en el mundo del modelaje. Pues como reseña este caso, buscar la perfección física, puede resultar mortal.

Los médicos en Rusia están luchando para salvar las vidas de estas adolescentes que están gravemente enfermas de anorexia después de que en «su escuela de modelos les dijeran que tenían que adelgazar».

Masha y Dasha Ledeneva 2 rusia

Las modelos de 14 años, Masha y Dasha Ledeneva, fueron llevadas a cuidados intensivos en Moscú después de una advertencia de que se habían convertido en «cadáveres andantes», según informa Daily Mail.

gemelas con
Masha y Dasha Ledeneva

Después de eso, Maria Kokhno, de 29 años, activista de víctimas de trastornos alimentarios, hizo pública una desesperada llamada de ayuda médica porque las niñas corrían el riesgo de «morir en casa» después de que los médicos «se negaran» a intervenir.

Anteriormente, ambas habían entrado en coma durante tres días en otro hospital, pero después de recuperarse se les permitió ir a casa a pesar de que estaban gravemente enfermas, dijo Kokhno.

Modelos rusas caso

En ese momento, Dasha había bajado hasta los 36 kilos y su hermana Masha a los 40. Según explicaron a Kokhno, a las adolescentes ya delgadas les habían dicho que debían bajar de peso «para que sus pómulos fueran visibles». Kakhno contó cuando hizo público el caso que «Dasha es más delgada que su hermana, Masha siempre ha sido un poco más gordita.

Pero a ambas les dijeron en la escuela de modelos que perdieran cinco kilos de peso cada una, para que sus pómulos fueran visibles. Ambas pesaban unos 50 kilos entonces. Las chicas comenzaron a hacer dieta, no comían después de las cinco y solo comían alimentos al vapor. Gradualmente, sus porciones y el número de sus comidas bajaron».

«Nadie estaba dispuesto a ayudar a las niñas, su madre iba aquí y allá, los hospitales las rechazaban», dijo Kokhno. «Masha puede levantarse, pero Dasha ni siquiera puede levantar la cabeza», dijo Kokhno.