Categorías
Sociales

Deporte, otra víctima de la crisis

La crisis también afecta al deporte, esto es así porque a la hora de competir, los atletas, además de no contar con los medios suficientes para su óptimo entrenamiento, también padecen el estrés de saber que sus seres queridos están sufriendo en sus países de origen. En algunos lugares, incluso la comida, algo tan básico escasea, esto es así no sólo para los ciudadanos de a pie del país, sino también para los deportistas.

Ante una situación tan delicada, no es de extrañar que el deporte también se vea afectado. Para que un país pueda participar con éxito en competiciones de alto nivel ha de contar con un clima favorable interno. Los problemas sociales y económicos afectan en todos los ámbitos y se ven reflejados de manera irremediable en el mundo del deporte.

Por otro lado, los valientes competidores, tanto hombres como mujeres, luchan por seguir adelante con su pasión y ponen todo de su parte para dar lo mejor de sí mismos en cada competición. Gracias a ellos, sus miles de seguidores pueden continuar disfrutando de sus méritos y logros y apostando por ellos de forma incondicional.

Y hablando de apuestas, no sólo se apuesta por la capacidad física del equipo, también se apuesta para obtener ganancias económicas. Ya todos conocemos el mundo de las apuestas deportivas, así como el mundo de las apuestas en general. En este último caso, Heart Bingo es una web de apuestas que ofrece múltiples opciones de apostar online. Una forma fácil y cómoda de probar suerte en el Bingo o en el Póker si moverte de casa.

El deporte y su implicación económica

Pero volviendo al mundo deportivo, las apuestas deportivas se van depurando cada vez más con el avance de las nuevas tecnologías. Apostar online es algo habitual que hacen millones de personas cada día, no sólo desde su ordenador, sino también desde su dispositivo móvil.

Una forma de apostar de manera segura es conseguir códigos bonus que permitan acceder a una gran variedad de opciones: apuestas deportivas, casino, tragaperras, Póker, o Latam. En este sitio puedes acceder a estos bonus para hacer tus primeras apuestas. Puedes conseguir hasta 100€ de crédito para probar suerte si eres nuevo cliente, toda una ventaja para iniciarte en las apuestas de forma segura.

En las apuestas deportivas, por ejemplo, tienes la opción de apostar por tu deporte favorito, desde fútbol, hasta beisbol, pasando por baloncesto, boxeo, ciclismo, fórmula 1, o balonmano. Si eres aficionado a las carreras de caballos o de galgos también tienes tu oportunidad de apostar. Además, estas webs te ofrecen la posibilidad de hacer tus apuestas en directo, con todas las garantías de seguridad que necesites para tus transacciones y ganancias.

Está claro que el deporte es una fuente de ganancias para muchas personas, no sólo para jugadores, equipos, managers, o incluso países enteros. El deporte mueve dinero, esto es algo que está más que comprobado. A pesar de ello, y retomando el titular del artículo, también se ve afectado por la crisis.

Las crisis políticas y sociales afectan al deporte

Países como Nicaragua por ejemplo, están sufriendo las consecuencias de sus desórdenes internos. Como consecuencia de la crisis que sufre el país, a algunos deportistas les ha sido imposible acudir a las competiciones, otros tuvieron que esperar hasta el último momento a que les confirmaron su participación. Los inconvenientes que afectan a estos deportivas son bastante serios.

En algunos casos, se han visto obligados a parar la preparación durante dos meses, debido a que no tenían garantías de desplazamiento y no sabían si realmente podrían competir. Ante un panorama tan desalentador, no es de extrañar que sus ánimos se vean gravemente afectados. Esto sin contar con la preocupación añadida por sus familiares, que están sufriendo las consecuencias de los acontecimientos políticos en carne propia.

Esta crisis política y social está haciendo mella en la economía del país, que ya prevé que decrecerá un 3% según la Bolsa de Valores. Además de las situación económica y política, la inestabilidad social es la mayor preocupación de los nicaragüenses. Las protestas y duras represiones que se han dado lugar en el país han dado la vuelta al mundo.

Tras cien días de protesta, los muertos llegaron hasta la cifra de 300, un clima demasiado hostil para que los deportistas puedan sacar fuerzas para seguir adelante. No obstante, su empeño en perseverar les empuja a continuar, incluso para algunos, el deporte también significa una tabla de salvación para alejarse de una realidad que nadie quisiera contemplar.

Esperemos que Nicaragua, como Venezuela, logren salir victoriosos de esta batalla interna por la democracia. No sólo el deporte depende de ello, sino el propio futuro de la población, que se está viendo mermada en sus derechos básicos, lo que afectará de manera contundente al futuro del país y de sus ciudadanos.