Categorías
Sociales

El extraño mundo del ocultismo

Raramente, muchos se interesan por adquirir en su saber un compendio de conocimientos relacionados con la hechicería y el ocultismo cuando se desea experimentar y profundizar sobre este y otros temas que no se basan en la investigación y comprobacion científica, sino que abarcan: la magia, la alquimia, la astrología y materias semejantes, porque es donde se encuentra lo oculto, lo secreto y lo misterioso, en especial lo que posee afinidad con lo sobrenatural.

De allí que en diversidad de países como Venezuela y otros de de Sur América existen rituales de santería, espiritismo y ceremonias que se practican por la sencilla razón de creer que hacerlo con cosas misteriosas, a escondidas y muy secretas arrojan resultados que se esperan que produzcan un efecto sobre quien o sobre lo que se desee depositar tal influencia.

Ocultismo en Venezuela y su aceptación en la sociedad

El ocultismo en Venezuela se fue mas allá de lo imaginado ya que alcanzó hechos que quedarán grabados en los libros de su historia por la forma y fondo de cómo este fue manejado en situaciones que dejaron precedentes y por quienes fueron sus autores, por lo que utilizaron como partes de restos de osamentas humanas y para lograr objetivos específicos.

Pero, sobre todo por lo emblemático de lo que representan estas mortajas corporales para toda la sociedad venezolana ya que pertenecen nada más y nada menos a quien en su historia reconocen como El Libertador, los cuales fueron usurpados con argumentos validos para quienes ejecutaron esa profanación bajo el contexto del ocultismo en Miraflores el propio Palacio Presidencial de este controversial país.

Según incontables afirmaciones de testigos presenciales e indirectos que dieron referencias sobre tal acontecimiento se dice que estos fueron utilizados por el mismísimo ya desaparecido ex presidente Hugo Rafael Chávez Frías, con el fervoroso deseo de alcanzar niveles de poder espiritual, pero este solo fue uno de tantos presidentes de este país que se dedicaron a la práctica del ocultismo convencidos que sus logros serian culminados a través de esta creencia.

Sitios predilectos por los amantes y creyentes de tal actividad religiosa,  como la llamada “Montaña de Sorte”  que a la luz pública es famosa por la afluencia de cientos de visitantes que a diario transitan por allí, posee un historial de innumerables leyendas,precedido por décadas de prácticas expresadas en diversidad de rituales representativos del ocultismo.

En cuanto a la aceptación o rechazo de la sociedad venezolana a esta tendencia para tener contacto con el más allá y lo desconocido, se puede decir que se da una coexistencia entre la religión católica y el ocultismo  producido por la influencia de una transculturización que data de épocas coloniales. De allí, la cotidiana afición al horóscopo por ejemplo, o la consulta del tarot en las situaciones de incertidumbre, incluso el uso de amuletos para la suerte o la protección, son solo algunas de las costumbres que se han estado arraigado en la sociedad.

Como consecuencia, se pudo ejercer en la juventud una orientación en ambas direcciones para dar respuestas a sus problemas existenciales y canalizar las inquietudes latentes en las almas de los jóvenes, que quieren participar en la construcción de la sociedad ejerciendo un papel importante, lo cual sería un grave error ya que la educación debe estar basada en las experiencias científicas comprobadas de forma transparente e innegable.

De allí, la cotidiana afición al horóscopo por ejemplo, o la consulta del tarot en las situaciones de incertidumbre, incluso el uso de amuletos para la suerte o la protección, son solo algunas de las costumbres que se han arraigado en la sociedad

El espíritu de las personas debe ser libre y limpio su corazón, elegir libremente y creer en quien o que considere lo más apropiado para sí mismo. Interpretar lo que está a su alcance y ajustarlo a su necesidad de forma concreta y personalizada. El desconocimiento o conocimiento tiene seria influencia sobre nuestra conducta y forma de pensar para lo que es más apropiado, de allí que para toda decisión se recomienda previa investigación.