Saltar al contenido

El suicidio de una niña de 14 años conmociona a Australia

El suicidio de una adolescente de 14 años que era el rostro de una reconocida marca de sombreros puso en relieve los peligros del acoso cibernético.

Los padres de la menor Amy “Dolly” Everett denunciaron que su hija era víctima de ciberbullying.

Una fotografía de la pequeña “Dolly”, con el rostro sonriente bajo el sol y con un sombrero australiano ha sido la imagen publicitaria de Akubra Hats desde 2009, incluso apareció en comerciales durante la pasada Navidad.

“Estamos sorprendidos y entristecidos de enterarnos de la muerte de ‘Dolly’ […] Es inconcebible pensar en que alguien pueda sentirse tan abrumada que el suicidio sea su única opción”, manifestó Akubra en un comunicado.

El funeral de Amy “Dolly” Everett se realizó en la pequeña localidad de Katherine, en el Territorio Norte, cerca del rancho ganadero de su familia. La mayoría de los asistentes vistieron en el color favorito de Everett, el azul, y muchos condujeron cientos de kilómetros para asistir al velorio.

Tick Everett, acompañado de su esposa Meg y su hija del mismo nombre, hizo un llamado para que los padres hablen con sus hijos sobre sus relaciones y el acoso.

“Hablen aunque les tiemble la voz”, declaró. “Pongan un alto al bullying y sean amables y háganlo por ‘Dolly'”, agregó.

El debate sobre el riesgo al que están expuestos los niños durante las comunicaciones en línea atrajo la atención del primer ministro Malcolm Turnbull.

“Desde la pérdida y el dolor, debemos renovar nuestro compromiso para frenar el acoso”, escribió el premier en Facebook.