Saltar al contenido

Este líder neonazi de Tampa guardaba un peligrosísimo paquete en casa

Brandon Clint Russell, creador de un grupo neonazi en Tampa, fue condenado este martes a cinco años de cárcel por posesión de explosivos, luego de ser arrestado el 21 de mayo del 2017 en Key Largo tras hallar materiales para fabricar bombas en su apartamento.

Russell, de 22 años y ex soldado de la Guardia Nacional, es un supremacista blanco y fundador del grupo neonazi AtomWaffen Division (arma atómica en alemán) y se había declarado culpable en septiembre de posesión de explosivos no registrados y un cargo menor de almacenamiento ilegal de materiales explosivos, por los que podía ser condenado a 10 años de cárcel.

Su nombre está relacionado a un caso que escandalizó a Tampa el 19 de mayo del 2017, cuando oficiales de la Policía respondieron a un doble homicidio en el apartamento en el que Russell vivía junto a tres compañeros, todos integrantes activos del grupo Atomwaffen.

Russell estaba sirviendo en la Guardia Nacional cuando Arthur Devons, su compañero de cuarto, mató a sus dos amigos Jeremy Himmelman, de 22 años, y Andrew Oneschuk, de 18, razón por la que no fue acusado de conspiración en el crimen, según el documento judicial del caso.

Devons admitió haber matado a los dos jóvenes porque constantemente ridiculizaban su reciente conversión al Islam.

Devons le dijo a las autoridades que los cuatro pertenencían al grupo AtomWaffen, creado y dirigido por Russell, y que este tenía materiales explosivos en el apartamento.

Así mismo, aseguró que Russell participaba en chats de grupos neonazis, en los que amenazó con matar personas y bombardear edificios.

La Policía encontró explosivos de distintas referencias en el garaje del apartamento, así como armas de fuego y municiones en la habitación de Russell, en donde también hallaron propaganda neonazi y de supremacía blanca, entre ellas una foto enmarcada de Timothy McVeigh, quien falleció en el 2001 tras haber sido condenado por el atentado contra un edificio en Oklahoma en el que fallecieron 168 personas en 1994.

Russell guardaba en su armario un uniforme militar de camuflaje que contenía el nombre y símbolos de Atomwaffen.