Categorías
EEUU

El pasado sórdido de Global Girl, la piloto más sexy del mundo

Nadia Marcinkova es piloto, joven, bella y tiene muchos fans. La muchacha está hoy en día muy cerca del cielo.  A sus 32 años, la exmodelo cuenta con decenas de miles de seguidores en las redes sociales que siguen su glamurosa vida de piloto de jet privado, que la lleva de un lado al otro del mundo a los mandos de modernos aviones contratados por selectos clientes. Pero en su pasado hay turbios episodios.

En su Instagram se la puede ver volando a Hawaii, esquiando en New Hampshire o comiéndose un donut cabeza para abajo mientras realiza una maniobra acrobática en una avioneta. La combinación de belleza y aviación ha resultado en una formula ganadora para Marcinkova, que se hace llamar en las redes Global Girl y ha sido tildada de una de las pilotos más atractivas de las redes, como dejó claro no hace mucho un artículo de la revista Forbes.

Pero a finales de noviembre, la sonrisa que Global Girl mostró en las imágenes que compartió, contrastaba con los sórdidos detalles que han surgido de su pasado, algunos ya conocidos, cuando formaba parte del entorno del multimillonario estadounidense Jeffrey Epstein, quien era amigo de personalidades como el príncipe Andrew de Inglaterra, el expresidente Bill Clinton o el presidente Donald Trump, del que es prácticamente vecino en West Palm Beach, Fl.

Trato de favor

En una amplia investigación publicada por el diario The Miami Herald, se revela el trato de favor que recibió el influyente Epstein por parte de la fiscalía federal en el sur de la Florida, entonces encabezada por el actual secretario de Trabajo, Alexander Acosta, cuando una investigación policial reveló que el inversor había mantenido durante años relaciones sexuales con menores en sus mansiones repartidas por el mundo.

https://www.instagram.com/p/BklefieBrA2/?utm_source=ig_embed

Acosta aprobó un beneficioso acuerdo con el millonario por el que se le rebajaron los cargos y se le permitía cumplir una condena de 13 meses en una cárcel local de Palm Beach, en la que recibió un inusual trato de favor. Tras su liberación en 2009, ha seguido con su lujosa vida a pesar de que es un registrado delincuente sexual en Florida y Nueva York.

De acuerdo al Herald, el trato con la fiscalía federal incluyó un acuerdo de inmunidad con varios colaboradores de Epstein, entre ellos Marcinkova. Varias de las menores víctimas del millonario habían identificado a la joven como una copartícipe en los abusos sexuales cometidos por el acusado.

No se sabe a ciencia cierta cómo Marcinkova llegó a Estados Unidos, ni siquiera cuál es su país natal. En algunos lados se la identifica como natural de Eslovaquia, mientras que el Herald asegura que Epstein la trajo muy jovencita a Estados Unidos desde la antigua Yugoslavia. Lo cierto es que a mediados de la década pasada formaba parte del círculo del multimillonario y su rostro aparecía en fotos de las páginas sociales.

https://www.instagram.com/p/BWvRdw8hkRj/?utm_source=ig_embed

“Conozco a Jeffrey hace 15 años, un gran tipo”, dijo Trump a la revista New York en 2002, años antes de que estallara el escándalo. “Es muy divertido. De él incluso se dice que le gustan las mujeres bellas tanto como a mí, y muchas de ellas más bien tirando a jovencitas”.

Esas palabras del actual presidente se quedaron cortas para describir los gustos del magnate, quien llevaba una doble vida. De día era un generoso filántropo de causas como la Clinton Global Foundation y de noche era un depredador sexual que reclutaba con engaños y ofertas de dinero a adolescentes vulnerables para mantener relaciones sexuales, según las autoridades.

En esos encuentros en su mansión de Palm Beach participaba Marcinkova, de acuerdo a documentos y víctimas entrevistadas por el Herald, que la describen como una pareja sexual de Epstein que a menudo participaba de sus actos con las menores. El periódico la describe como “una presunta esclava sexual” del multimillonario.

También señala que la joven declinó a través de un abogado responder a las preguntas del periódico.

Si bien no queda claro que haya cercenado por completo los vínculos con Epstein, el acuerdo con la fiscalía permitió a Marcinkova empezar una nueva vida en la industria de la aviación como piloto comercial, instructora de vuelo y luego estrella de las redes sociales. Uno de sus videos en YouTube sobre cómo pilotar un jet Gulfstream suma más de 3 millones de reproducciones.

Pero el escándalo en el que estuvo involucrada nunca ha dejado de perseguirla. El diario The Guardian reveló hace tres años que la empresa de Global Girl esta domiciliada en un edificio propiedad de Epstein, lo que daba a entender que el magnate podía seguir siendo su benefactor pese a todo lo que había ocurrido.

De acuerdo al periódico británico, una de las menores dijo a la policía que Marcinkova había sido vendida por sus padres a Epstein cuando tenía 15 años.

Marcinkova fue llevada a declarar bajo juramento en 2010 por abogados de presuntas víctimas de Epstein acerca de las alegaciones de que había “prestado” a chicas a amigos como el príncipe Andrew. Marcinkova apeló al derecho a no autoincriminarse para negarse a responder a las preguntas.

Virginia Roberts, una de las víctimas, aseguró hace cinco años en una declaración jurada citada por el Herald que mantuvo relaciones sexuales en tres ocasiones con el tercer hijo de la reina Isabel, quien ha negado taxativa y repetidamente las acusaciones.