Saltar al contenido

Instructor de kickboxing se pasó de sadicón con las niñas del gimnasio

Los Mossos d’Esquadra detuvieron este lunes a un monitor de un gimnasio de Salt (Gironès) acusado de abusar sexualmente de menores de edad en el marco de esta actividad, según ha informado la policía catalana. Tras pasar a disposición judicial, este martes se decretó la prisión provisional contra él.

Después de una primera denuncia de una alumna, la investigación ha destapado nuevos casos sin que la Policía descarte que se sumen a la lista otras víctimas de los abusos en los próximos días.

Según ha avanzado el Diari de Girona, los presuntos tocamientos se habrían producido mientras las alumnas del centro hacían estiramientos. Entonces y según el rotativo, el hombre (instructor de artes marciales) habría apartado a las niñas del resto de personas de la sala para perpetrar los tocamientos.

La policía detuvo el lunes el monitor de un gimnasio de Salt y registró el centro buscando objetos con los que presuntamente habría perpetrado los delitos. Se le acusa de abusar sexualmente de menores.

El caso se habría destapado cuando una de las presuntas víctimas habría explicado a sus padres que no quería ir al gimnasio porque una persona había abusado de ella.

Los Mossos han confirmado que a raíz de una primera denuncia están apareciendo nuevos casos y que la investigación continúa abierta. El rotativo gerundense avanza que el hombre, monitor de artes marciales, habría abusado sexualmente de al menos seis niñas que iban a dar clases en el equipamiento

El presunto abusador es un vecino de Girona de 40 años y dirigía en el gimnasio de Salt clases de ‘kickboxing’, aunque también de diferentes artes marciales.