Categorías
Actualidad

Los productos naturales que no siempre debes usar

Los productos naturales suelen tener más ventajas que desventajas. No obstante, no están exentos de tener un lado oscuro, como indica Mejor con salud.

A continuación, algunos de esos productos:

1. Aceite de oliva: es un producto con múltiples propiedades beneficiosas pero hay que tener cuidado especialmente al usarse directamente sobre la piel o el cabello, porque podemos favorecer la producción de grasa y hacer que la suciedad sea más difícil de eliminarse en la ducha. Por otra parte, puede resultar perjudicial para aquellas pieles que tengan tendencia al acné.

2. Aloe vera: si bien es la planta más popular en el mundo de la cosmética y el cuidado corporal, su uso puede resultar contraproducente. A pesar de que es un excelente hidratante, si se aplica sobre la piel y se expone al sol, puede hacer que la dermis se queme con mayor facilidad. Por otra parte, el aloe vera puede aumentar a la formación de quistes y la suciedad en la piel, especialmente en aquella con tendencia al acné. Aunque es cierto que el aloe vera es cicatrizante, esto no implica que deba emplearse sobre cualquier tipo de piel, de forma aleatoria.

3. Cítricos: frotar un limón directamente sobre nuestra piel puede provocar efectos adversos si no tomamos las precauciones necesarias. Y es que si se usa un cítrico sin diluir se puede irritar la piel y generar nuevas manchas si nos exponemos al sol inmediatamente después de su aplicación. Para que sí sea beneficioso se debe aplicar diluído en agua por la noche, cuando la piel no esté expuesta al sol, ya que, de lo contrario, se puede manchar aún más la piel.

4. La sal: aunque es cierto que la sal puede ser un excelente exfoliante natural hay que tener cuidado porque también es un producto excesivamente abrasivo para nuestra piel. Se ha comprobado que al exfoliar la piel con sal se producen microlesiones y, por tanto, irritación e infecciones. Por ello, se recomienda utilizar café molido o azúcar.

5. Tomate: a menudo se habla de los beneficios de frotar tomate directamente sobre nuestra piel pero lo cierto es que esta fruta tiene su lado oscuro. Hay que tener en cuenta que el tomate tiene un alto índice de acidez y, por ende, puede resultar muy agresivo para el pH de la piel. El modo correcto de usarlo y beneficiarse de sus propiedades es mezclarlo con productos que reduzcan su acidez y contrarresten esto, como puede ser el yogur.