Categorías
Venezuela Sucesos

Por no dejar que robaran su casa GNB tuvo un triste final

Luis Miguel Frías Villarreal, de 22 años, quien era sargento segundo de la Guardia Nacional (GN), resultó muerto a tiros la noche del pasado miércoles, frente a su casa, tras discutir con cuatro delincuentes que presuntamente pretendían irrumpir en su hogar para robar.

El hecho ocurrió en el barrio Aníbal Ospino, parroquia Antonio Borjas Romero, cuando el funcionario, junto a su familia, se disponía a descansar, pero notó a los sospechosos que merodeaban su casa y decidió salir para enfrentarlos.

Entre el militar y los presuntos maleantes se generó una disputa. Uno de ellos desenfundó un arma y le disparó a Frías. Una herida en la zona intercostal le comprometió varios órganos. Familiares lo trasladaron a un centro de salud pero llegó sin vida.