Saltar al contenido

¿Qué tan bueno es hidratar la vagina?

Aunque no lo parezca, la sequedad vaginal es un tema muy común entre las mujeres de todas las edades.

Por diversos factores, en alguna etapa esta resequedad se acentúa y muchas veces recurrimos a algún producto o crema para hidratar la vagina, pero muchas veces no escogemos bien estos productos y llegan a ocasionar incomodas infecciones vaginales.

Para que esto no te pase, te decimos que productos utilizar y cuáles no, para evitarte problemas futuros.

Existen una gran cantidad de productos y tratamientos para combatir la resequedad vaginal; sin embargo, recordemos que el cuerpo de cada mujer es distinto y no por que le funcione a una, la otra tendrá los mismos resultados.

Antes de untar cualquier tipo de producto, te recomiendo que dejes de utilizar jabones o lociones con fragancia, ya que pueden modificar el pH y ocasionar más resequedad de la que ya existe.

Aumenta tu consumo de agua, mantenerte hidratada es fundamental para todas las funciones del cuerpo.

Reduce tus niveles de estrés y ansiedad.

En caso de que presentes este tipo de resequedad, lo más importante es que acudas con tu ginecólogo, porque muchas veces esta condición se debe a un desajuste hormonal.

Factores como fumar, algunos medicamentos, quimioterapias y cirugías provocan esta resequedad, en estos casos se pueden aplicar geles para hidratar la zona.

Productos

  • Mi recomendación es que utilices jabones especiales para la zona íntima, ya que estos no modifican tu pH y previene infecciones.
  • Compra geles o cremas especiales para esta zona, no experimentes con otro tipo de productos.
  • Utiliza geles lubricantes al tener relaciones sexuales.
  • No utilices aceites ya que no sabes la reacción que pueda tener tu cuerpo, o en el caso de tener relaciones sexuales, puede afectar la efectividad de tu método anticonceptivo.
  • Deja a un lado los remedios caseros, tu zona íntima es muy delicada.
  • Muchas veces no es necesaria la utilización de tantos productos, pero para casos severos siempre la recomendación es acudir con tu médico.