Saltar al contenido

¡Sangre fría! Mató a su exmarido y lo enterró en un monte

A Eduardo Emiro Clavel Castellanos, de 54 años, lo hallaron enterrado en una zona enmontada de la carretera principal del sector La Plata en el municipio Simón Bolívar de la Costa Oriental del Lago, la madrugada del lunes 8 de enero. Tenía ocho días desaparecido.

A las 2:00 de la tarde del 31 de diciembre, fue la última vez que su familia habló con él, dijo que estaba en Cabimas arreglando el caucho de su Cavalier, color vino. Después su teléfono salía apagado y no estaba con sus amigos ni compañeros de faena.

El 1 de enero su vehículo fue encontrado sin los cauchos en la carretera del municipio Cabimas.

El 3 de enero, sus familiares notificaron la desaparición ante el despacho del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de la subdelegación Cabimas.

Luego de investigaciones del Eje de Homicidios y varios interrogatorios, determinaron que tres personas habían participado en el crimen. Una de ellas había sido su ex pareja, Maritza RafaelaUrdaneta Vielma, de 50 años.
Sus familiares indicaron que ambos habían tenido una relación difícil, la describieron como “problemática y tormentosa para todos”. Incluso Urdaneta Vielma tenía una orden de alejamiento, el juez determinó que no se podía acercar a él, después que terminaron su relación hace 3 años.

El domingo en la noche, los detectives lograron que Maritza Vielma confesara el crimen y dijo dónde habían enterrado el cuerpo de su expareja. Junto a ella detuvieron a Denniel José Ortiz Chirinos (23) y seguían buscando a Jesús Enrique Castellanos Morales (27), el tercer cómplice del homicidio.

Este último murió en medio de un enfrentamiento con funcionarios del Cicpc dentro de una casa en la calle San Vicente del sector Barlovento en Cabimas.

Para sus parientes, el móvil de ella fue que la víctima no quiso retomar su relación y salía con otra persona.

Clavel fue enterrado sin sus extremidades inferiores y estaba maniatado. Vivía solo en el sector El Prado de Simón Bolívar, trabajaba como chofer adscrito a la Gerencia de Transporte de Petróleos de Venezuela. Tenía 8 hermanos.