Categorías
EEUU

¿Señal del apocalipsis? Esto le hacen a los inmigrantes que piden asilo

Las familias que quedaron de la caravana de migrantes hondureños reciben un trato que causa revuelo internacional. En los últimos días la incertidumbre aumentó para los miles de inmigrantes que siguen a la espera de ser atendidos por autoridades migratorias de EEUU con el fin de solicitar el asilo político.

Desde el lado mexicano de la frontera sur los inmigrantes que esperan ser procesados son marcados con números escritos en sus brazos con marcador permanente.

Los inmigrantes fueron vistos con los números en sus brazos mientras esperaban ser interrogados por Grupos Beta, la rama humanitaria de la agencia federal de inmigración de México.

No se pudo establecer quién comenzó con la marcación pero se reporta que hoy en día es parte del proceso para cualquier inmigrante que desee solicitar asilo en el puerto de entrada de El Paso en EEUU. Los niños no estaban exentos de la práctica.

No tardó en que comenzaran las críticas contra el gobierno de Donald Trump comparando la práctica con lo que hacían los nazis tatuando con números a los prisioneros que estaban en los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.

Marcados como ganado

Los defensores de los inmigrantes argumentaron que la administración Trump está infringiendo las leyes federales e internacionales al evitar que los inmigrantes que huyen de la persecución soliciten asilo.

Por su parte la Patrulla Fronteriza dijo que “no está negando o desalentando a los viajeros a buscar asilo ni a ninguna otra forma de protección, ni a reclamar el temor de regresar a su país de origen”.

Según explicó la Patrulla Fronteriza, cada día se informa a los funcionarios mexicanos cuántas personas pueden cruzar la frontera y solicitar asilo, algo que activistas llaman una operación lenta y disuasiva.

Por su parte, los reportes de la marcación de inmigrantes llega después de varios días de protestas e incidentes en la frontera sur culminando con el uso de gases lacrimógenos por parte de los agentes fronterizos contra inmigrantes, lo cual causó fuerte críticas contra el gobierno Trump. Una práctica que el mismo presidente defendió.