Saltar al contenido

Tenía en su casa a un bebé con tremenda sobredosis de droga

En el sur de la Florida, los rescatistas y policías suelen suministrar a las personas con sobredosis de opioides un medicamento para revivirlas. En esta ocasión la víctima era un niño de solo 19 meses.

Los rescatistas tuvieron que darle al menor varias dosis de Narcan. Esta era la segunda vez en tres meses que el niño sufre de una sobredosis, de acuerdo con el Palm Beach Post.

Las autoridades arrestaron a Jeanette Homan, de 43 años y de North Palm Beach, en el condado Palm Beach, al norte de Miami, cuya relación con el niño no se divulgó en el informe policial.

Homan fue arrestada el jueves por cargos de negligencia infantil y perjurio, luego de informar a las autoridades que el menor posiblemente había ingerido dos pastillas analgésicas ese mismo día. Después su historia cambió al decir que alguien había tirado las píldoras al piso tras una discusión.

De acuerdo con los registros oficiales, Homan llamó al 911 para informar sobre una disputa entre ella y una persona que, según dijo, arrojó al piso la botella de buprenorfina y pidió que enviaran una ambulancia porque el niño parecía sufrir de una sobredosis.

Los equipos de rescate usaron varias dosis de Narcan para revivir al niño, que primero fue llevado al Centro Médico de Jupiter y luego a la unidad de cuidados intensivos neonatales del Centro Médico St. Mary, en West Palm Beach, según los reportes.

Cuando las autoridades registraron la casa de la mujer en el área de North Palm Beach, encontraron un frasco abierto de un medicamento y pastillas esparcidas en una cómoda donde el niño podía alcanzarlas.

  1. El personal de Jupiter Medical le dijo a la policía que el niño también había tenido una sobredosis en octubre, después de haber ingerido presuntamente dos pastillas de clonazepam de un miligramo. El sedante se usa para tratar las convulsiones y los trastornos de pánico.

En esa ocasión, Homan le dijo al personal médico que había dejado caer las pastillas en medio de la noche. El niño se tragó las pastillas alrededor de las 8 a.m., pero no fue llevado a un hospital hasta aproximadamente las 11 a.m. después de que Homan notara que el niño no podía caminar.

Homan estaba detenida en la cárcel del condado de Palm Beach el viernes por la tarde y se le fijó una fianza de $51,000.