Categorías
EEUU

Trump contra la caravana migrante: Envía un montón de tropas a la frontera

El plan de Donald Trump contra la caravana migrante va en serio. Así lo demuestra la orden ejecutiva que pretende frenar la caravana de migrantes hondureños antes de que ingresen a EEUU.

El Ejército de Estados Unidos recibió una solicitud del Departamento de Seguridad Nacional para que envíe soldados a la frontera con México y detener a la marcha de inmigrantes centroamericanos que se aproxima, en una petición que podría implicar el envío de 800 a 1.000 tropas para asistir en logística e infraestructura.

Autoridades mexicanas y estadounidenses han sostenido reuniones para tomar medidas conjuntas que ayuden a controlar el éxodo de inmigrantes hondureños hacia EEUU.

Plan militar de Donald Trump contra la caravana migrante

El presidente Donald Trump, que ha calificado la situación como una “emergencia nacional”, indicó esta mañana en su cuenta de Twitter que está “enviando a militares” para proteger la frontera sur de Estados Unidos ante el avance de una caravana de migrantes provenientes de Centroamérica, que ya llegó al sur de México

Alrededor de 2.100 miembros de la Guardia Nacional ya están desplegados en la frontera, a partir de una orden del presidente firmada en abril. Sin embargo, la ley estadounidense prohíbe usar a los soldados para tareas de seguridad y orden público a nivel nacional.

Por eso, los miembros de la Guardia Nacional desplegados desde el pasado abril en la frontera no han podido dedicarse a detener indocumentados, y su misión ha estado en cambio centrada en asesorar a los agentes fronterizos y apoyarles en sus operaciones aéreas, así como en labores mecánicas, como la reparación de vehículos.

De acuerdo con el canal CNN, que cita fuentes del Pentágono, el secretario de Defensa, James Mattis, podría firmar este jueves la autorización que permita el despliegue de las tropas, con el propósito de impedir la entrada de los miles de de extranjeros que conforman la caravana de inmigrantes hondureños.

Desde que el 13 de octubre salió de San Pedro Sula, en Honduras, una caravana de centroamericanos hacia Estados Unidos, Trump ha criticado el tema casi a diario, amenazando a los países de la región con recortar la ayuda que les entrega por haber sido incapaces de frenar la marcha migratoria.

La ONU estima que unas 7.000 personas viajan en la caravana. Trump ha asegurado que en el contingente viajan miembros de la Mara Salvatrucha y “desconocidos de Medio Oriente”, aunque no ha ofrecido pruebas al respecto.